Actualidad

Gobierno espera que El Niño no sea tan fuerte como se pronosticó

En este sentido, Cornejo aseguró que se han emprendido estudios para elaborar mapas de posibles inundaciones y se han diseñado programas para ayudar al sector agrícola.

QUITO. El Gobierno de Ecuador espera que el fenómeno de El Niño, que se prevé llegue al país a finales de año, no sea tan fuerte como se consideraba hace algunos meses, cuando se pronosticaba uno de los más intensos de la historia.

En un diálogo con periodistas, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, mostró esa esperanza aunque remarcó que probablemente el fenómeno será “fuerte”.

Por ello, Correa no excluyó la posibilidad de declarar en situación de emergencias algunas zonas que son susceptibles de sufrir inundaciones en la región costera del país, si bien señaló que “habrá que esperar un poco más” para observar su evolución.

“Los pronósticos han cambiado un poquito, al inicio era El Niño más fuerte de la historia, ahora va a ser un Niño fuerte pero no, por ejemplo, de la magnitud que tuvo en 1998”, agregó Correa al referirse al fenómeno que en ese año generó severos daños en amplias zonas del país.

El mandatario pidió calma y dijo que primero se debe observar la evolución del fenómeno marino atmosférico provocado por el calentamiento de la zona ecuatorial del océano Pacífico, cuyos efectos pueden tener impactos en varias partes del planeta.

Por otra parte, la secretaria de Gestión de Riesgos (SGR), María del Pilar Cornejo, remarcó que “hasta el momento se presenta como un fenómeno fuerte, (pero) no como en el 97-98”.

En este sentido, Cornejo aseguró que se han emprendido estudios para elaborar mapas de posibles inundaciones y se han diseñado programas para ayudar al sector agrícola que puede verse afectado por las lluvias.

“Esperamos las primeras lluvias (causadas por el fenómeno) a finales de diciembre o enero”, dijo la funcionaria, aunque precisó que los pronósticos son evaluados cada quince días.

La SGR ha señalado que El Niño no causará afectaciones en la región amazónica ni en zonas montañosas con más de 1.500 metros de altura, como las del callejón interandino, aunque sí en el perfil costero y el sur del país.

Mientras que la Prefectura del Guayas también esta ejecutan acciones en los cantones de la cuenca baja del Río Guayas, los más vulnerables a inundaciones, así como en otros puntos de la provincia fueron detalladas, por el prefecto Jimmy Jairala.

“Lo que estamos haciendo actualmente es limpieza de canales, que es lo que más reclama el agro, terminamos una primera parte de 120 kilómetros, hemos iniciado otra de 380 kilómetros más, en ciertos sectores como Estero Gallo de Naranjal, estamos trabajando con Senagua (Secretaria Nacional del Agua) y el ministerio de Transporte y Obras Públicas. Hay algunos otros frentes…estamos reforzando el muro del río Los Amarillo, en Juján; las bases del puente de acceso a La Isla”, puntualizó Jairala. (Efe/DO/La Nación)