Economía

Gobierno dice que tiene “la puerta abierta” para emitir bonos en 2023

La tasa de interés que Ecuador debe pagar por emitir bonos externos es de alrededor de 16%, por el alza del riesgo país. Volver al mercado internacional de bonos en 2023 está en los planes del ministro de Finanzas, Pablo Arosemena.

El país necesitará tomar préstamos nuevos por alrededor de USD 6.000 millones en 2023 para honrar deudas de años anteriores y cubrir el déficit en las cuentas fiscales.

El déficit ocurre cuando los gastos son mayores que los ingresos del presupuesto del Estado. Aunque, según el exministro de Finanzas, Fausto Ortiz, el Gobierno Central necesitará conseguir nuevo endeudamiento por USD 8.000 millones en 2023, considerando los millonarios atrasos que tiene el Estado con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

Un escenario complejo debido a que en diciembre de 2022 termina el programa económico firmado con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Pero, según Arosemena, Ecuador “tiene la puerta abierta del mercado internacional de bonos” en 2023.

Metas de 2023

El FMI proyecta que Ecuador requerirá USD 1.500 millones en bonos externos en 2023. Arosemena no ha detallado el volumen de la colocación, pero dijo que dependerá de las condiciones del mercado. Las tasas de interés que cobran los tenedores de bonos han subido en 2022 por la hiperinflación mundial.

Deuda cara

Tras las movilizaciones de junio de 2022, convocadas por la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), los inversionistas perciben a Ecuador como un país más riesgoso. Por ejemplo, el riesgo país, aumentó alrededor de 500 puntos durante los 18 días de paralización.

Este indicador mide las probabilidades de que un Estado caiga en mora en el pago de su deuda. El indicador de riesgo país sumó 1.440 puntos el 16 de agosto. Con esto, si el país emite bonos tendría que pagar 16% de interés a los inversionistas. Es una tasa mucho más alta frente a la que cobran los multilaterales a Ecuador, que es 2% en promedio.

Garantía del BID

Según el FMI, el país tiene un as que le ayudaría a volver al mercado de bonos: una garantía de USD 400 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). El jefe de investigaciones de la empresa de soluciones financieras Analytica, Santiago Mosquera, explica que, con el mecanismo propuesto por el BID, los inversionistas percibirán menos riesgo en los bonos ecuatorianos y cobrarían una tasa menor de interés.

No sería la primera vez que Ecuador realizaría una operación de este tipo. El gobierno de Lenín Moreno utilizó una garantía del BID para emitir un bono social de USD 400 millones en enero de 2020, para financiar vivienda a tasa subsidiada. Ecuador consiguió de esa manera financiamiento a una tasa de interés de 6,6%, sin eso la tasa habría sido del 16,4%.

Multilaterales

El exjefe del Banco Mundial para América Latina, Augusto de la Torre, cree que la emisión de bonos debería aplazarse lo más posible.

En lugar de eso, el Ministerio de Finanzas debe buscar más préstamos de multilaterales como el Banco Mundial, el BID y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), añade.

Pero para eso, el país debería cumplir con éxito las metas del programa con el FMI hasta diciembre de 2022, explica De la Torre.

Además de eso, el gobierno debería implementar un “programa sombra” con el Fondo, que implica un acompañamiento para que el país mantenga cuentas fiscales en orden. En 2023, el gobierno podría recibir USD 1.751 millones de multilaterales.

Para hacer uso de este contenido cite la fuente y haga un enlace a la nota original en Primicias.ec: https://www.primicias.ec/noticias/economia/gobierno-ecuador-bonos-externos-economia/