Economía

Gobierno dice que creó 25.000 empleos para jóvenes, pero se terminan más contratos de los que se crean

A pesar del triunfalismo, la economía sigue estancada y las leyes económicas de Daniel Noboa todavía no dan resultados. Después de la seguridad, el empleo es el principal reto.

 

Durante una reciente entrevista, el presidente de la República, Daniel Noboa, dijo que desde su primera reforma (Ley Orgánica de Eficiencia Económica y Generación de Empleo), la cual impulsaba el empleo juvenil, “creamos ya 25.000 empleos en menos de dos meses. Ese es el número que más me interesa”.

Sin embargo, si se revisan las cifras publicadas en la web del Ministerio de Trabajo, la historia difiere del triunfalismo oficial.

Así, se puede ver que se han firmado 97.491 contratos laborales, entre diciembre de 2023 y lo que va de febrero de 2024, pero se ha registrado la terminación o el finiquito de 101.894 contratos.

En otras palabras, el efecto neto es de -4.403 contratos, es decir, al final la economía tiene menos gente con una relación formal de trabajo y con todos los beneficios de ley.

Puntualizaciones

Andrés Moreno, economista y emprendedor, puntualizó que incluso puede ser cierto que se hayan firmado 25.000 nuevos contratos de empleo joven; pero en la economía general se sigue creando menos empleo adecuado de lo que se necesita para los más de 100.000 jóvenes que ingresan al mercado laboral cada año, o para la creciente población de mediana edad subempleada, entre otros temas.

“Ecuador lleva creciendo, en promedio, a menos del 2% anual desde hace años y tiene trabas burocráticas y normativas para generar empresa y emprender. Se necesitan reformas estructurales. En una sola ley no está la varita mágica para que todo cambie en menos de 2 meses”, puntualizó Moreno.

Durante una entrevista con FM Mundo, la ministra de Trabajo, Ivonne Núñez, ratificó que con la “ley del empleo”, cuya medida estrella es la deducción adicional de hasta el 75% del pago de impuesto a la renta, a cambio de contratar jóvenes de entre 18 a 29 años, se han creado ya 25.000 nuevos empleos y que pueden proporcionar toda la información.

“Si usted me pregunta en este momento: deme los nombres de todos los contratados, el Ministerio está dispuesto a entregar toda la información. Ya tenemos toda la información y estamos trabajando con el Servicio de Rentas Internas”, puntualizó.

LA HORA pidió esa información al Ministerio de Trabajo, como también una explicación de que siga habiendo más finiquitos que contratos firmados, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

Claves para resolver el problema

Las deducciones de impuestos o los subsidios a cambio de contratación de nuevo personal no es una medida nueva en la normativa ecuatoriana.

Actualmente, en la legislación ecuatoriana existe más de una treintena de deducciones o exoneraciones en el pago de impuesto a la renta para reducir los costos empresariales, entre ellos los costos de contratación.

Pero, para que este tipo de medidas generen empleo de manera sostenible, lo que se necesita es un paquete de reformas estructurales que vaya a la par.

De lo contrario, el resultado es insuficiente generación de empleo formal, escaso aumento de afiliación al IESS y creciente migración.

Por eso, para cambiar la tendencia de un mercado laboral mayoritariamente informal, donde solo el 25% tiene seguridad social, se necesitan acciones en tres temas principales:

1 Reforma laboral estructural y profunda: Esto quiere decir un cambio completo del Código Laboral vigente: reducir el costo contratación; pero también el costo de despido; depurar tramitología ineficiente, dar más libertad de negociación entre empleador y empleado, eliminar o cambiar radicalmente temas como la jubilación patronal, entre otros.

El tema del trabajo por horas y el contrato a plazo fijo, que serán parte de la próxima consulta popular de abril de 2024, es solo una parte de la reforma que se necesita.

Como ya ha publicado LA HORA, “la precarización laboral existe con millones de informales ganando menos de $265 al mes y no iniciará si se da paso al contrato por horas”

La reforma laboral también va de la mano con una reforma estructural en el IESS, tanto en el fondo de pensiones como en el fondo de salud. Una seguridad social sólida es uno de los pilares para solucionar el problema fiscal, y generar más ahorro interno para inversión y creación de empresas.

2.- Liberalizar y desregular la economía: Ecuador reprueba con calificaciones bajas, incluso peores que el promedio regional, en la mayoría de las categorías del índice Global de Libertad Económica.

Según Danilo Vélez, director ejecutivo del Instituto Ecuatoriano de Economía Política (IEEP), solo Venezuela, Bolivia y Argentina tienen peores niveles de libertad económica en la región.

En Ecuador todavía existen múltiples trabas burocráticas y legales para producir.

Al estilo de la Ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, se debe hacer una revisión profunda de toda la normativa que se tiene en el país y dejar solo lo que genera valor.

Una pequeña empresa cómo mínimo dedica alrededor de dos y medio meses de trabajo al año al cumplimiento de trámites y burocracia. Eso debe cambiar.

3 Un Estado eficiente y con las cuentas ordenadas: Con un Estado deficitario (que gasta más de lo que ingresa), y que no provee los servicios de calidad que se requieren, los primeros damnificados son la creación de empresa y la generación de empleo.

“Nada de lo que da el Estado es gratis y si no se ordenan las cuentas públicas seguiremos con un promedio de entre uno y dos reformas tributarias al año. En el mismo Gobierno de Noboa, en menos de dos meses, se aprobaron tres leyes con cambios en temas tributarios”, puntualizó Verónica Molina, economista.

Esa incertidumbre es el principal factor que ahuyenta la inversión privada, tanto nacional como extranjera.

Recientemente, Walter Spurrier, economista y director de Análisis Semanal, explicó que aparte de la subida del IVA, el actual Gobierno solo ha logrado medidas parche para disimular el problema fiscal en 2024.

Lo que necesitaría Ecuador es un pacto fiscal, con la participación de la mayoría de los sectores políticos, empresariales y sociales, para acordar una real reforma tributaria (pocos impuestos y bien cobrados) que no se cambie en al menos 10 años; además de un rediseño completo del sector público para que se gaste solo en lo realmente prioritario. (JS)

Datos claves del mercado laboral ecuatoriano

-Desde enero de 2020, se han creado y firmado 1’196.128 nuevos contratos de trabajo; pero se han finiquitado 3’066.507 contratos.

-El 63% de los nuevos contratos firmados desde 2020 se concentran en Guayas y Pichincha.

-De un total de 8,17 millones de ecuatorianos con algún tipo de empleo, solo 37% tiene un trabajo adecuado (al menos el salario básico y 8 horas diarias de labores).

– Más del 65% de los ecuatorianos con empleo no tienen ningún tipo de seguro social ni seguro privado.

-Un subempleado en Ecuador gana menos de $300 al mes.

– El 84% de los 1’196.128 nuevos contratos laborales firmados desde 2020 se concentra en 4 tipos: Contrato indefinido (698.040), contrato por obra o servicio determinado (115.958), contrato especial emergente (112.838) y contrato de jornada parcial permanente (72.506).

-Modalidades como el contrato joven, el contrato joven en formación y el contrato de aprendizaje apenas suman 2.257 desde enero de 2020.

-Más del 56% de los contratos de trabajo firmados desde 2020 se concentra en cinco sectores: Agricultura (186.888), comercio (185.393), industrias manufactureras (132.826), servicios administrativos (100.565) y construcción (69.642).

– Desde 2020, cinco sectores concentran el 63% de los contratos finiquitados: Agricultura (525.689), comercio (416.725), industrias manufactureras (345.018), servicios administrativos (305.448) y construcción (328.470).

Fuente: Diario la HORA