Economía

Gobierno desconoce el valor exacto de deuda con el IESS

El ministro de Finanzas, Juan Carlos Vega, señaló que se realizará una revisión de los elevados costos de las derivaciones que hace el Ministerio de Salud Pública (MSP) a clínicas de diálisis antes de efectuar los pagos correspondientes.

Este anuncio forma parte de una estrategia para asegurar que los gastos del Estado en salud sean manejados de manera eficiente y transparente, evitando así cualquier perjuicio económico.

Vega reconoció que el Gobierno no tiene una cifra exacta de la deuda con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). En una entrevista con Radio Centro, mencionó que una de las condiciones para que el Fondo Monetario Internacional (FMI) otorgue un préstamo a Ecuador es revisar los montos de la deuda estatal con el IESS. “Existen diferencias significativas en los valores, y es necesario realizar auditorías. Debemos trabajar en conjunto para acordar un monto”, explicó.

El ministro indicó que una vez que el IESS y el Ministerio de Finanzas lleguen a un acuerdo sobre el monto de la deuda, se implementará un plan de pagos. Mientras tanto, la institución deberá esperar. Según datos oficiales, la deuda histórica del Gobierno con el IESS asciende a USD 5.012 millones, acumulada entre 2001 y marzo de 2024.

En cuanto a la red pública de salud, Vega afirmó que la prioridad del Gobierno de Daniel Noboa es la seguridad y la salud. Por ello, se desembolsarán entre USD 100 millones y USD 140 millones para cumplir con las obligaciones a Solca, la Junta de Beneficencia de  Guayaquil y las clínicas de diálisis. Este desembolso busca garantizar que estas instituciones puedan continuar brindando servicios esenciales a la población.

“Quedan pendientes revisiones, como los elevados costos en las derivaciones médicas del MSP a las clínicas de diálisis”, señaló Vega, subrayando la necesidad de una revisión exhaustiva de los pagos a clínicas externas para evitar perjuicios al Estado. La revisión pretende asegurar que los recursos públicos se utilicen de manera eficiente y que los costos asociados sean justificados y transparentes.