Deportes

Gobierno de Perú amenaza con dejar sin resguardo policial a partidos de fútbol en 2015

 El ministro de Interior de Perú, amenazó con dejar sin vigilancia policial los partidos de fútbol a partir del próximo año y reforzar, en cambio, la lucha en la calle contra la inseguridad ciudadana.

LIMA. Los partidos de fútbol profesional de Perú no tendrán resguardo policial a partir del 2015, amenazó el miércoles el Gobierno, que busca destinar más agentes a luchar contra la creciente inseguridad ciudadana.

El ministro del Interior, Daniel Urresti, dijo a través de su cuenta de Twitter que la policía no puede desproteger a la población y que sus efectivos deben estar “realizando operativos y capturando delincuentes” y no en los estadios de fútbol.

“El presidente de la FPF (Federación Peruana de Fútbol) que salga elegido tendrá que considerar la posibilidad para el 2015 de no contar con resguardo policial para los partidos”, afirmó Urresti en uno de sus mensajes por la red social.

“Las ciudades se quedan sin protección policial los miércoles y domingos (días de partidos de fútbol) a pesar de la situación de inseguridad que estamos combatiendo”, agregó.

La inseguridad ciudadana es la principal razón de desaprobación de la gestión del presidente Ollanta Humala, cuya popularidad descendió a un 25 por ciento en noviembre, en medio de un avance del crimen organizado en el país, según la encuestadora Ipsos Perú.

La advertencia del Gobierno se da en momentos en que se suspendió el partido para definir al campeón del torneo Clausura entre Alianza Lima y Sporting Cristal, por la falta de efectivos policiales, que esta semana están concentrados en la cumbre mundial de las Naciones Unidas sobre el cambio climático.

El escenario donde se disputará la final todavía se mantiene en suspenso y los clubes están a la espera de una confirmación.

Urresti ha criticado antes al presidente de la FPF, Manuel Burga, por su intención de reelegirse en el cargo y hasta ha pedido al órgano rector del deporte local que intervenga a la FPF. (Reuters/La Nación)