Internacional

Gobierno de Obama aprueba licencias para servicio de transbordadores

Los servicios de transbordadores entre Cuba y Estados Unidos fueron suspendidos a comienzos de la década de 1960, luego de la revolución cubana que llevó a Fidel Castro al poder.

MIAMI. El Departamento del Tesoro aprobó licencias para el servicio de transbordadores de pasajeros entre Estados Unidos y Cuba, dijo a Reuters un funcionario de la cartera.
Una de las licencias fue emitida a Baja Ferries, parte de un grupo de transporte marítimo con operaciones de pasajeros y carga que incluyen servicios a la costa occidental de México, según un abogado que administró las solicitudes de licencias.

Los servicios de transbordadores entre Cuba y Estados Unidos fueron suspendidos a comienzos de la década de 1960, luego de la revolución cubana que llevó a Fidel Castro al poder.
En diciembre, Estados Unidos y Cuba anunciaron planes para restaurar sus relaciones diplomáticas después de 54 años y desde entonces han sostenido negociaciones de alto nivel.

“Los barcos están listos para partir”, dijo Robert Muse, un abogado con sede en Washington que representa a Baja Ferries y se especializa en temas relacionados al embargo contra Cuba.
“Este es un nuevo paso en el acercamiento entre Cuba y Estados Unidos”, agregó.
El funcionario de la Oficina de Control de Activos en el Extranjero (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro, que maneja las sanciones económicas y comerciales, no dijo cuántas licencias fueron aprobadas.

“Puedo confirmar que la OFAC ha emitido ciertas licencias específicas para el servicio de transbordadores de pasajeros, pero no podemos entregar más detalles sobre a quiénes no qué cantidad”, dijo la portavoz Hagar Chemali.
Destacó que las leyes sobre Cuba no han cambiado y que no se emitieron licencias generales que autorizaran el servicio de transbordadores de pasajeros a la isla.
“Se pueden emitir licencias específicas, basándose en cada caso”, agregó.

Las compañías de transbordadores aún requieren la autorización del Gobierno cubano antes de poder iniciar sus operaciones. (Reuters/ La Nación)