Actualidad

Gobierno de Ecuador califica de “delito ambiental” a contaminación de Estero Salado en Guayaquil y empezará acciones legales

Según el ministro de Ambiente, el gobierno ha invertido 143 millones de dólares desde el 2010 en Guayaquil, de los cuales 10 millones han servido para concientizar a la ciudadanía en el manejo de desechos y la resiembra de manglar.

QUITO. El presidente Rafael Correa calificó este sábado de “delito ambiental” a la contaminación del Estero Salado, en Guayaquil, y responsabilizó a la empresa Interagua, encargada del alcantarillado de la ciudad, por no dotar del servicio a la comunidad y postergar las acciones para descontaminar las aguas del Estero.

“Probablemente Interagua es una gran empresa, pero su responsabilidad era tener alcantarillado con eso podríamos descontaminar el Estero Salado, y siguen botando las aguas servidas al Estero Salado por falta de alcantarillado”, expresó el primer mandatario en su habitual informe de labores, en el que recalcó que durante más de 20 años de administración socialcristiana “no movieron un dedo para descontaminar el Estero Salado”.

Ante esto, Correa dijo que acudirán a instancias judiciales porque la empresa debe cumplir con la responsabilidad de ofrecer alcantarillado a toda la ciudad y controlar la contaminación que ha ocurrido durante estos años en esa zona.

El ministro de Ambiente, Daniel Ortega, indicó que se ha realizado un análisis profundo de este lugar, en el que se evidenció que “9 de cada 10 puntos observados incumplen la norma ambiental de acuerdo a la escala de Coliformes Fecales en el agua, es decir que en promedio 800 veces supera la norma”.

Además se ha detecto que más de 30.000 predios no poseen alcantarillado, según la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Guayaquil (Emapag), especialmente en el suburbio este, en sectores como la Trinataria y en El Guasmo.

Por otro lado, también se evidenció que la cobertura y el servicio de alcantarillado “no es suficiente”, según Ortega, porque  existen más de 60.000 familias en el sector denominado La Chala que tienen alcantarillado defectuoso.

“Aquí hay responsabilidades políticas de parte del alcalde y de parte de la empresa municipal al postergar obras e inversiones, pero de parte de la dirección ambiental del Municipio y de Interagua que tenían controlar y monitorear esas descargas”, aseguró Ortega.

Según el ministro de Ambiente, el gobierno ha invertido 143 millones de dólares desde el 2010 en Guayaquil, de los cuales 10 millones han servido para concientizar a la ciudadanía en el manejo de desechos y la resiembra de manglar, pero no se ve “una corresponsabilidad por parte de la administración local”.

Además, dijo que se ha detectado tala de manglar en zonas protegidas, lo que se considera otro “delito ambiental” el cual está tipificado en el Código Integral Penal (COIP) que prohíbe esas prácticas.

“Vamos a realizar una auditoria de las competencias ambientales del Municipio (de Guayaquil), porque se ha auto-otorgado licencias ambientales y han ofrecido licencias ambientales a Interagua para talar manglar”, explicó el funcionario quien indicó que la empresa ha querido realizar un establecimiento en zonas protegidas y se pedirá una indagación desde la Fiscalía. (Andes/La Nación)