Internacional

Gobierno Colombia y FARC cierran ciclo de negociaciones

El jefe del equipo negociador de la guerrilla, Iván Márquez, reconoció también progresos en el tema.

LA HABANA. El Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC concluyeron otro ciclo del diálogo de paz con avances en los aspectos “técnicos” para iniciar el desminado en dos departamentos de la nación sudamericana, golpeada tras más de medio siglo de conflicto armado.
El jefe negociador del Gobierno, el ex vicepresidente Humberto de La Calle, dijo en un comunicado que el desminado comenzará por los departamentos de Antioquia y Meta, en una fecha no precisada.

“Avanzamos en las definiciones técnicas del proceso de desminado. La buena noticia es que ya hemos acordado que los sitios corresponderán a dos departamentos, Antioquia y Meta”, dijo de La Calle al cierre del ciclo.

“La realidad de este acuerdo está caminando y está a la vuelta de la esquina”, agregó sin dar más detalles ni responder preguntas.

El jefe del equipo negociador de la guerrilla, Iván Márquez, reconoció también progresos en el tema.
“Sobre el desminado humanitario se avanza ya, digamos, en la precisión de los compromisos (…) eso va bien”, dijo Márquez a periodistas en La Habana al cierre del ciclo.

En un comunicado conjunto las partes dijeron que en el próximo ciclo, previsto para el 10 de abril, tendrá lugar un taller en La Habana para avanzar en “la implementación” de la operación de limpieza y descontaminación de restos explosivos, minas antipersonales, artefactos y municiones sin explotar.

Los trabajos comenzarán con un plan piloto en tres puntos aún por definir de Antioquia y Meta.

A más de dos años del inicio de las conversaciones de paz entre el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), ambas partes han logrado acuerdos para dar acceso a la tierra a los campesinos pobres, facilitar la transformación de la guerrilla en un partido político y combatir el narcotráfico.
Las negociaciones han transitado por momentos críticos que incluyen desconfianza mutua y hasta amenazas de pararse de la mesa.

Actualmente discuten el tema de compensación a las víctimas, sobre lo que aún no se consiguen avances visibles. (Reuters/ La Nación)