Internacional

Gobierno argentino niega ataques contra periodista crítico tras investigación

«Los casquillos que se encontraron era en otro lugar y son viejos por el color y la forma que tienen y no hay que explicar esto mucho más», agregó.

 BUENOS AIRES.  El Gobierno argentino ratificó hoy que la investigación policial ha descartado que el reciente ataque contra el edificio donde vive el periodista Jorge Lanata, que el pasado domingo emitió un programa donde se vinculaba al jefe de ministros, Aníbal Fernández, con el narcotráfico, fuese una amenaza.

Durante su rueda de prensa diaria, el propio Fernández dijo: «No existió (ataque), ya que el parte policial dice con claridad que fue un indigente el que tiró una piedra a una garita» de vigilancia del conjunto de viviendas donde reside Lanata.

El pasado domingo, en el programa Periodismo Para Todos (PPT) Lanata entrevistó a un condenado por asesinato que relacionó a Fernández con una trama de narcotráfico y un triple homicidio.

Ayer, el presentador dijo que, además de que la garita fue apedreada dos veces, alguien dejó casquillos de bala en el exterior del inmueble donde vive en Buenos Aires.

«Los casquillos que se encontraron era en otro lugar y son viejos por el color y la forma que tienen y no hay que explicar esto mucho más», agregó.

Por otro lado, Fernández se mostró tranquilo respecto a las acusaciones contra él en el reportaje y los ataques de la oposición, a cinco días de las elecciones primarias que decidirán los candidatos para las presidenciales de octubre.

Además de ser uno de los hombres más visibles del kirchnerismo, Aníbal Fernández se presenta en estas primarias como precandidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires, el distrito electoral más importante del país pues concentra un tercio del electorado.

Lanata conduce el programa televisivo Periodismo Para Todos en el canal 13, en el que ha denunciado distintos casos de corrupción que salpican a altos cargos del Ejecutivo argentino.

Su último programa incluyó testimonios que vincularon al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, con el tráfico de efedrina y con el homicidio de tres integrantes de una red que comerciaba con esta sustancia con la que se fabrican drogas sintéticas. (Efe/ La Nación)