Internacional

Gobierno argentino considera «descabellado» que España retire a su embajadora por conflicto diplomático

BUENOS AIRES, El Gobierno de Argentina consideró «descabellado» que España decidiera retirar a su embajadora en el país sudamericano, María Jesús Alonso, en el marco de las diferencias por las declaraciones que el presidente argentino, Javier Milei, realizó el pasado domingo en la ciudad española de Madrid, afirmó hoy el portavoz presidencial Manuel Adorni.

«A pesar de haberse involucrado el Gobierno español en nuestra política interna, jamás se nos hubiese ocurrido retirar al embajador, porque las relaciones entre los pueblos, la diplomacia, el comercio y la libertad entre las naciones, tienen que estar por encima de todo», dijo el vocero presidencial durante una rueda de prensa en la Casa de Gobierno, en la ciudad de Buenos Aires.

«Nosotros no vamos a retirar a nuestro embajador. No hay ninguna razón para hacerlo. Siempre dijimos que esto no es una cuestión ni diplomática, ni de relaciones comerciales, ni de ninguna otra índole que escape estrictamente a una cuestión del debate de las ideas o (…) de las diferencias profundas que hay entre dos personas que, en este caso, son dos presidentes», explicó Adorni.

El domingo pasado, el mandatario argentino se refirió al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, como «calaña», sin mencionarlo de forma directa, durante un mitin del partido ultraderechista Vox, en la ciudad de Madrid.

Milei señaló además de «corrupta» a la esposa de Sánchez, Begoña Gómez, sin mencionarla también de manera directa.

Sánchez afirmó este miércoles que «las relaciones económicas, culturales o académicas» con Argentina seguirán siendo una prioridad del Ejecutivo que dirige, en medio del conflicto diplomático.

Para el presidente del Gobierno de España, la retirada de un embajador «es una práctica de las relaciones diplomáticas como acto de protesta formal».

El ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel Albares, anunció el martes la retirada definitiva de la embajadora en Argentina, ante la ausencia de disculpas por parte de Milei, una medida que el país sudamericano dijo que no replicará.

Albares había convocado un día antes al embajador argentino en España, Roberto Bosch, a la sede del Ministerio de Exteriores en Madrid para exigirle una disculpa pública por parte de Milei.

El presidente argentino, sin embargo, se ha negado a ofrecer disculpas y ha dicho en cambio que las diferencias comenzaron cuando funcionarios del Gobierno español lanzaron críticas hacia su persona.

Milei consideró como un «disparate» la decisión del Gobierno español, mientras que la canciller argentina, Diana Mondino, señaló por su parte que las diferencias entre ambos mandatarios constituyen una «anécdota» que no empaña el vínculo de largo plazo entre las dos naciones.

Fuente:  XINHUA