Internacional

Gobierno argentino anuncia que impedirá bloqueos callejeros y a empresas como forma de protesta

BUENOS AIRES, El Gobierno argentino anunció que las fuerzas de seguridad no permitirán los cortes de calles y carreteras ni los bloqueos a empresas como forma de protesta social o gremial.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, dio a conocer este día un nuevo «protocolo para el mantenimiento del orden público» ante el corte de las vías de circulación, el que incluirá «sanciones severas» a los involucrados.

«Sin orden no hay libertad. Y, sin libertad, no hay progreso», afirmó la funcionaria durante una conferencia de prensa realizada en la ciudad de Buenos Aires, capital del país sudamericano.

Bullrich, quien asumió la cartera de Seguridad el 10 de diciembre pasado al acceder a la presidencia el economista liberal Javier Milei, advirtió que «quien las hace, las paga», y subrayó que sólo se permitirán protestas «sobre la vereda» (acera).

A partir del nuevo protocolo anunciado este día, la Gendarmería Nacional, la Prefectura Naval, la Policía Federal y la Policía de Seguridad Aeroportuaria no permitirán los cortes totales ni parciales de calles y carreteras, un método de protesta conocido como «piquete» en Argentina, ni los bloqueos a empresas como forma de protesta social o gremial.

Bullrich señaló que los organizadores de las protestas con cortes y bloqueos deberán afrontar los costos de los operativos de seguridad.

Además, dijo que no se permitirá ir con el rostro tapado ni llevar niños a las manifestaciones, y anunció que se dará aviso a la Justicia en caso de «daño ambiental» si se prende fuego a neumáticos.

Además, la cartera de Seguridad dará conocimiento a la Dirección Nacional de Migraciones para el caso de que estén involucrados manifestantes extranjeros con residencia provisoria.

Las sanciones, dijo Bullrich, serán para quienes realicen, organicen, instiguen o sean «cómplices» de los bloqueos.

«Las calles no se toman. Vamos a ordenar el país para que la gente viva en paz», resumió Bullrich, quien ejerció el cargo de ministra de Seguridad previamente, entre 2015 y 2019, durante el gobierno de Mauricio Macri.

Tras el anuncio oficial, dirigentes del Partido Obrero y del movimiento social Polo Obrero calificaron de «amenaza» el nuevo protocolo y advirtieron que «cuando hay semejante nivel de agresión» contra los sectores populares «inevitablemente se producen protestas sociales».

Fuente: XINHUA