Ciencia

GloveOne, el guante que permite tocar y sentir en la realidad virtual.

El guante que aporta sensaciones al entorno virtual, permite sentir el fuego, las texturas y notar el peso de los objetos.

ESPAÑA. El mundo de los videojuegos puede dar un paso más allá en las experiencias de realidad virtual gracias al guante que ha creado una empresa de Almería, bautizado GloveOne. Con él se tiene la sensación de quemarse al tocar un fuego que arde en la pantalla, se puede sentir la rugosidad de una esterilla, e incluso notar que una pelota de béisbol es más pesada que un balón hinchable.

Dos de los diez miembros de Neurodigital, una empresa surgida de la Universidad de Almería que lleva ya dos años realizando sus proyectos de forma autónoma, han presentado en el festival Fun and Serious que acoge Bilbao este guante de realidad virtual que tienen previsto sacar en preventa a finales de enero de 2015.

Será en una campaña en la plataforma de crowdfunding Kickstarter, en la que esperan conseguir al menos unas 700 reservas iniciales.

El objetivo es poder ofrecer una versión del guante para desarrolladores -al estilo del lanzamiento de las gafas de realidad virtual Oculus Rift- a 199 euros (y a unos 250 dólares). Así, a mediados del próximo año tienen previsto lanzar una versión mejorada y la definitiva en enero de 2016.

Aunque los guantes usados como un dispositivo de apoyo a la realidad virtual ya existían, GloveOne tiene el valor añadido de que es óptico inalámbrico, es decir, transmite sensaciones táctiles y no está conectado por cable al ordenador o a una consola.

Es a través de unos pequeños sensores que toman contacto con cada dedo. En el prototipo mostrado en Bilbao, el guante lleva un sensor externo para poder funcionar, pero está previsto que desaparezca en la versión definitiva.

Asimismo, el guante estará acompañado en su lanzamiento de una librería para los desarrolladores, es decir, paquetes de software con los que pueden adaptar la tecnología a sus necesidades.

Además los investigadores que llevan trabajando unos nueve meses en el guante indican que puede tener aplicación médica para rehabilitación visual y física, pero han decidido darlo a conocer primero a través de los videojuegos.

“Con nuestros guantes se pueden hacer cosas aparentemente imposibles, como recrear un entorno en 3D y ahí interactuar con los elementos”, cuenta el cofundador y CEO de Neurodigital, Luis Castillo, que destaca que “en el campo de los videojuegos las posibilidades son prácticamente infinitas”. (Internet/La Nación)