Tecnociencia

Gente nos cuenta por qué no les gustan ciertas drogas

Hay sustancias para cada persona en el mundo, no todos la reciben igual y para muchos, su droga favorita, sea cual sea, significa una pesadilla en forma física. Siempre es importante —antes de consumir cualquier cosa—, conocerte a ti mismo y el tipo de emociones que puedes controlar—. Claro que esto se vuelve muy complicado, especialmente en la adolescencia, cuando uno trata el cuerpo como un laboratorio de experimentación para ratas moribundas. Las ratas, por supuesto, son tu cerebro y cuerpo así que intenta tratarlas con sabiduría.

Mientras existe gente capaz de mandar a su hijo a un anexo por fumar marihuana, sin importar que tomen coca-cola todos los días y sólo puedan dormir con la ayuda de clonazepam (Rivotril), la cuestión se ubica en cómo te acercas y cómo usas las drogas que ingieres. Todos tenemos un némesis y sólo lo descubriremos probando, así que mientras más pruebes, más autoconocimiento es necesario.

Partiendo de esta idea, me acerqué a varias personas para conocer con cuáles drogas no han tenido una buena relación.


Javier, 32 años

Droga: Base de cocaína

¿Cómo fue la experiencia que te alejó de esta droga?

La base de coca, en Ecuador se conoce como triki o basuco, la probé por primera hace unos 8 años y también fue la última. Sentí que me estaban friendo el cerebro en el sartén más putrafacto que pudieran encontrar, no podía sostener una conversación coherente con nadie. De alguna forma entendí porqué estos amigos —con quienes la probé— se ponían tan mal. Yo nunca volví a probar esa mierda.


Itza, 26 años

Droga: LSD

¿Cómo fue la experiencia que te llevó a dejar esta droga?

Realmente no lo he dejado, solo consumo ácidos de vez en cuando. La primera vez que comí un cuadro fuerte comencé a tener visuales, estuvo increíble; el problema fue que me encaró con mis problemas de aquél entonces; solo pensaba en cosas negativas pero también las reflexionaba, no perdí la cordura ni mucho menos, solo es una droga demasiado introspectiva que puede reaccionar según tu estado de ánimo. Mi idea es consumirla en lugares tranquilos con gente cercana a mí, nada de festivales o conciertos.

¿Sigues consumiendo otras cosas?

Sí, me gusta mucho el MDMA.

¿La volverías a probar?

Claro.


Karen, 26 años

Droga: Marihuana

¿Por qué dejaste la marihuana?

Primero que nada aclaro que adoro la marihuana, pero creo que fume tanto, que me sucedió como cuando te atascas una bola gigante de papas y terminas enfermándote o vomitando y te asqueas. Fue después del terremoto en CDMX (19 de septiembre 2017), creo que tuvo que ver porque después de esa fecha salieron a luz mis trips mentales, dicen que también tiene que ver la depresión, cosa que fue nueva para mí porque uno siempre se entera tarde de esas cosas.

¿Cómo fue la última vez que fumaste?

La última vez que fume estaba con un compa echando el bong. Fuimos a comer a una fonda, era un lugar encerrado y sin ventilación. La pálida se apoderó de mí y mi amigo se sacó de onda, abandonándome ahí, a mi suerte. “Traes un mal viaje que prefiero ahorrarme”, recuerdo que me dijo. Salí del restaurante y solo iba llorando porque estaba enamorada de ese amigo; me sentí súper tonta. Ya luego entendí que se había pasado de mal amigo, pero al mismo tiempo de eso sentía que me estaba quedando loca. Fue de los peores días de mi vida donde lo más doloroso fue romper con mi relación más larga y hermosa con la mota.


Valeria, 22 años

Droga: Ketamina

¿Cómo la probaste?
En realidad, mi experiencia fue un poco dura porque estaba en un rave y ya estaba bajo la influencia de media tacha (Orange Donald Trump, sí, si era la cara de Trump). Inhalé la ketamina e instantáneamente me durmió el cuerpo y era como si no me respondiera, me llegó a desesperar porque mentalmente estaba muy activa pero mi cuerpo no respondía.

¿Consumes otras cosas?

Sí, fumo marihuana, ocasionalmente como hongos alucinógenos, tachas y/o MDMA.

¿A qué se asimila lo que sentiste? 
Es similar al rush y sensibilidad que te da el éxtasis, tu cuerpo simplemente se desconecta.

¿La volverías a probar?

Sí, pero sin ninguna sustancia encima.


Mariana, 24 años

Droga: Kratom

¿Cómo fue tu experiencia?

La probé en polvo mezclada con yogurth, y al principio todo parecía súper normal, pero poco a poco dejaba de poder moverme, hasta el punto en el que estaba en el baño de mi amigo vomitando. Después de eso no me pude mover como 2 horas más y me sentía pésimo, tenía cero control sobre mi cuerpo.

¿La volverías a probar?

No, no la volvería a probar.

VICE