Opinión

Genio y figura…

Antonio Aguirre

antonioxaguirre@gmail.com

En el debate del día miércoles 28 de octubre, un aplomado y canchero Presidente de la República, quien antes había conversado en el Palacio de Carondelet con el moderador del debate, se enfrentó a tres ilustres ciudadanos, dos de los cuales están trabajando para una futura candidatura presidencial.

Uno de ellos, durante el actual Gobierno, fue una de las estrellas del Gabinete, en cambio, hoy es un fuerte contradictor del Gobierno; el otro es un exvicepresidente indultado por este régimen, quien actualmente está siendo promocionado por varios grupos de poder. El tercero, un exministro de Finanzas del gobierno del Coronel Gutiérrez, de quien no se conoce ambiciones presidenciales, por lo tanto considero que sus exposiciones fueron las más concretas a pesar de que fue el que menos tiempo ocupó en su intervención.

Lo debatido en el programa ya era conocido y el Presidente no dio su brazo a torcer, repitió lo mismo de lo mismo, es dueño de la verdad y mantiene su posición que en el país no hay crisis ni desempleo y que todo es producto de la dolarización. Parecería que vive en otro país y que no le han contado que a diario la crisis económica avanza y está asfixiando a los ecuatorianos; muchas empresas y el propio Estado están liquidando personal, así como también han mandado a  la desocupación a cientos de empleados de los medios de comunicación incautados.

La aprobación de la Ley de Alianza Público-Privado ya fue aprobada en la Asamblea en la que casi se arma otra puñetiza entre dos asambleístas de Alianza PAÍS. Esta Ley aparentemente está dirigida para atraer inversiones de países afines al Gobierno y en todo caso la ejecución y los resultados no los veremos inmediatamente.

Tan deficiente es la Ley que los representantes de las Cámaras de Producción de Guayaquil no lograron liberar a nuestro cantón del impuesto al 2X1000 sobre el capital de las empresas, dando a entender que seguiremos siendo castigados por la voracidad del Gobierno.

No es necesario tener dos masterados para tener creatividad y cumplir con los pagos que el Estado adeuda a sus proveedores, simplemente le quedan pocas alternativas para salir de la crisis:

1.- Dejar de pagar a unos para pagarles a otros.

2.- Endeudamiento a corto plazo con intereses altos.

3.- Emisión de bonos

4.- Cruces de cuentas

5.- La más rápida y la más dura: Sincerar la económica y liberarla de subsidios, lo que tendría un costo político inmenso y la desestabilidad de su Gobierno.

6.- Eliminar el Bono de Desarrollo Humano que ha convertido en indigentes y ociosos a los beneficiarias/os, el mismo que en gran parte está destinado a fomentar la riqueza de las telefónicas.

7.- Reducir la inversión pública que hasta el master busetero  de Venezuela ya lo implementó.

8.- Bajar la cabeza y entregarse al FMI

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.