Economía

General Motors dejará de fabricar vehículos en Colombia y Ecuador, con decenas de despidos

La empresa argumentó que existe una subutilización de las plantas de fabricación en ambos países.

La compañía estadounidense General Motors (GM) anunció este viernes «cambios clave» en sus operaciones en Colombia y Ecuador. Estos supondrán el cese de la fabricación de vehículos desde este 26 de abril en Colombia y a partir de agosto, en Ecuador, con despidos masivos.

«Las operaciones de fabricación cesarán en la planta de Colmotores de Colombia y el proceso de desmontaje comienza hoy con un equipo reducido. En la planta de OBB en Ecuador, la fabricación cesará a finales de agosto de 2024«, anunció la compañía en un comunicado.

Según General Motors, actualmente la planta colombiana estaba operando al 9 % de su capacidad, mientras que en Ecuador se opera al 13 %, por lo que había una «subutilización» de ambas.

General Motors fabrica vehículos de la marca Chevrolet en estos dos países, pero ahora «realizarán la transición a un modelo de compañías nacionales de comercialización, para así respaldar el lanzamiento de vehículos de próxima generación. Incluirá un portafolio de clase mundial, soportado por una experiencia excepcional para el cliente y servicios posventa», informó el gigante estadounidense.

«Las acciones que anunciamos hoy son fundamentales para garantizar que estemos mejor posicionados, para ofrecer a nuestros clientes los vehículos y las tecnologías más avanzados, e impulsar la transformación de la industria en Colombia y Ecuador hacia un futuro sin emisiones», aseguró el presidente de GM Internacional, Shilpan Amin.

800 personas podrían quedarse sin empleo, solo en Colombia

El fin de las operaciones en dos países Latinoamericanos supondrá despidos que podrían llegar a 800 personas en la planta de Colmotores, situada en Bogotá, la única donde se fabrican vehículos en Colombia, según sindicatos.

«La empresa comprende el impacto que esta decisión tendrá en los empleados afectados y los apoyaremos durante su transición», añadió la compañía al respecto.

Mientras tanto, el Ministerio de Trabajo de Colombia informó que va a garantizar «la protección de los derechos laborales de las y los trabajadores de la ensambladora de vehículos», y anunció que realizará una inspección de trabajo.

«He dado la instrucción a la dirección de Inspección, Vigilancia y Control, de adelantar una serie de visitas a la planta para inspeccionar las condiciones laborales y verificar que se cumplan con los estándares exigidos por la ley», explicó la ministra del Trabajo, Gloria Inés Ramírez.