Ciencia

Gear S: la evolución del reloj de Samsung

Tras probar las dos versiones previas del Galaxy Gear, la edición ‘S’ llega a un punto alto en la evolución de esta gama de accesorios de Samsung para llevar en la muñeca.

COLOMBIA. Gracias a su conectividad nativa con wifi, GPS y a la opción de tener su propia tarjeta SIM (y datos celulares), estamos ante lo más cercano de un verdadero reloj inteligente.

Lo otro que deslumbra es su pantalla, no solo porque sea curva (muy bonita y amplia) de dos pulgadas, sino por su tecnología: Súper Amoled, ya un sello de Samsung Mobile, que en este caso hace ver muy bien las ‘apps’ y contenidos.

Dos grandes avances frente a sus predecesores: peso y batería. Si bien el diseño del Gear S lo hace ver más grande, su peso es mucho menor. Samsung entendió bien la falencia de la batería en los modelos previos y en este no sólo elevó la capacidad (ya vamos en hasta tres días de desempeño), sino que su cargador ahora incluye una batería que lo recarga sin estar conectado a la pared.

La operación del equipo es sencilla, táctil; una experiencia intuitiva y eficiente. El botón inferior activa la pantalla, aunque al levantar el brazo, se ilumina suavemente la hora.

Al deslizar hacia abajo el dedo veremos accesos a las funciones básicas del reloj: control de volumen, brillo y un acceso directo a la opción de silenciar (no emitirá alertas ni sonidos).

Si movemos el dedo de abajo hacia arriba, desplegaremos el acceso directo a las aplicaciones, tal como si fuera un celular, donde veremos los íconos de cada una. Para abrirlas hay que tocarlas, Para devolverse se debe deslizar el dedo sobre la pantalla desde la parte superior hacia abajo.

Para configurar el Gear S, como para instalarle aplicaciones, se hace necesario conectarlo a un celular Samsung Galaxy, algo que aún es criticado. ¿Qué tal que se ‘hablara’ con otros Android? Sería fabuloso.

La calidad del parlante y el micrófono para hacer llamadas también se optimizó, así como los sensores de ritmo cardiaco y uno nuevo (y muy útil) que mide la radiación UV solar.

Las notificaciones se mantuvieron casi sin cambios. El Gear S es útil para pre visualizar los correos, actualizaciones de redes sociales, rechazar una llamada, etc.

Le incluyeron teclado, algo que ha sido criticado, aunque en nuestras pruebas lo usamos para respuestas cortas en mensajería y correo, algo que nos pareció útil. (Internet/La Nación)