Deportes

Gareca ganó más que Alfaro y tuvo 15 asistentes en Perú

El argentino Ricardo Gareca, quien es uno de los candidatos para dirigir a la selección ecuatoriana de fútbol, terminó con un salario de USD 3,7 millones anuales y con 17 asistentes en Perú.

El ‘Tigre’, como es conocido desde su época de futbolista, tuvo así un salario más alto que Gustavo Alfaro, quien en la Tricolor recibió cerca de USD 1,9 millones de salario. Esto sin contar el monto por los premios de clasificación al Mundial de Catar.

Gareca es así un entrenador cotizado para el fútbol de la región. La FEF lo tiene como uno de los candidatos pero aún no cierra un acuerdo para su vinculación. El organismo tiene otros dos candidatos que podrían convertirse en los sucesores de Alfaro.

Según trascendió los otros dos opcionados son el uruguayo Guillermo Almada y el argentino Sebastián Beccacce.

Lima y sus asistentes
Mientras estuvo al frente de la selección peruana, Gareca hizo de Lima su lugar de residencia habitual. El técnico se quedó en la capital peruana como parte de su contrato con la Federación Peruana de Fútbol.

El estratega solo salía esporádicamente a Buenos Aires, por una o dos semanas, para reunirse con sus familiares. Su esposa Gladys Hartintegui permanecía entre Lima y Buenos Aires.

El entrenador era conocido como una persona didáctica, «sin poses». Esto permitió que lograra empatía con los aficionados del equipo.

En su trabajo, el argentino contó con 15 asistentes.

Entre los más importantes estuvieron Sergio Santín (asistente), Néstor Bonillo y Robertino Gareca (preparadores físicos), Óscar Ibáñez (preparador de goleros), Hugo Alves (ssistente Técnico), Lucas Argento, Taiel Bonillo y Tomás Argento (analistas) y Giacomo Scerpella (psicólogo).

En cambio, Alfaro contó con cerca de 20 personas que ayudaron en su trabajo, que terminó con la clasificación al Mundial de Catar.

Querido en Perú
Tras clasificar con Perú al Mundial de Rusia 2018, luego de 36 años de ausencia en el torneo para el país sudamericano, el entrenador se ganó el respeto de la afición.

La Federación Peruana de Fútbol le duplicó el salario con lo que pasó a ganar los USD 3,7 millones anuales.

El DT se vinculó al equipo del ‘rimac’ en el 2015. En su primera etapa, consiguió la clasificación al Mundial de Rusia 2018. En el segundo llegó a la final de la Copa América de 2019. También logró el repechaje a Catar 2022, aunque no pasó de esa instancia.

 

 

 

El Comercio