Actualidad

García Linera defiende pluralidad de medios

Bolivia, que reclama un acceso directo al océano Pacífico, ha demandado a Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

GUAYAQUIL. El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, aseguró ayer que la pluralidad de los medios de comunicación fortalece la democracia, como se evidencia en Bolivia y en los países de la región.

En conferencia de prensa en Guayaquil donde participó como panelista de la II Cumbre para un Periodismo Responsable (Cupre), el político boliviano dijo que “la democracia en Bolivia y en América Latina requiere y necesita de una pluralidad de medios de comunicación”.

“Esta diversidad y pluralidad que hay en Bolivia, y que la Constitución la respeta y que forma parte de la fortaleza de la democracia, tiene que ser permanentemente garantizada para impedir que se formen oligopolios”, señaló.

A su juicio, es un “riesgo” para la democracia que algún sector privado aglutine varios medios de comunicación privados televisivos y escritos.

“No estamos de acuerdo con un monopolio de medios de comunicación, mucho menos con  un monopolio estatal, eso sería algo no democrático”, agregó.

Explicó que la democracia participativa y comunitaria que se registra en Bolivia permite la instalación de medios privados plurales y diversos con libertad de prensa y diversidad de opinión.

Además aseguró en que la futura  historia de su país “va a ser con mar”, pues con mar han transcurrido 3.000 años de la historia de esa nación en el pasado, en alusión a la reivindicación de Bolivia sobre una salida de su territorio al mar, lo que la enfrenta a Chile.

El Gobierno chileno planteó en julio pasado sus objeciones ante ese tribunal, al considerar que carece de competencia para juzgar el caso, mientras que el boliviano respondió a ellas el pasado 7 de noviembre y las audiencias orales sobre este asunto se celebrarán en 2015.

Según Garcia Linera, Bolivia ha estado ligada al mar a lo largo de la historia en “su forma de organización cultural, tecnológica y social”.

“El mar es parte indisoluble de nuestra cultura, de nuestra identidad, de nuestra herencia, de nuestras raíces, de nuestra tecnología, de nuestra manera de organizar la producción entre tierras altas, tierras de valle, costa”, comentó.

Agregó que ese tiempo es un “paréntesis” que calificó de “doloroso, odioso, injustificado y abusivo”, pero “solo un paréntesis, porque los bolivianos tenemos por delante otros 6.000 o 20.000 o 300.000 años de vida y va a ser con mar”, apostilló. (DO/Efe)