Opinión

Gafas con mayúscula

Cecilia Scordo

Cecilia.scordo@hotmail.com

@Ceciliascordo

Sin duda las gafas de sol son un eterno must, prohibido olvidarlas si la idea es completar un estilo bien chic.

No hace falta hacer demasiada memoria para recordar la importancia que tuvieron las gafas historicamente. En los 60 y 70, años del famoso movimiento Fower Power, las gafas dieron que hablar por su tamaño y los miles de colores. Ya en los 80, con un estilo mucho más David Bowie, pisaron fuerte las gafas un tanto más psicodélicas con diseños geométricos, especialmente las cuadradas, con vidrios espejados, en definitiva diseños con mucha presencia.

En los 90 las gafas ojo de gato fueron furor, con detalles en piedras en los laterales, muy diva de Hollywood, cual Audrey Hepburn
en Desayuno con diamantes.

Hoy la versatilidad y el todo vale nos permite oscilar entre estas tendencias retro y las nuevas creaciones. Ya no tenemos sólo una versión de este accesorio sino que jugamos con varias alternativas a la hora de crear un look, así se transforman en una pieza con relevancia dentro de nuestro armario.

Claramente lo último, aunque no lo exclusivo, son las gafas de colores super vibrantes e intensos, dan un estilo joven que va muy bien sobre todo en los destinos playeros.

Es importante tener en cuenta que si bien por estos días la creatividad es la estrella en el mundo de las gafas, igualmente siempre es bueno tener el clásico aviador, el eterno chic.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.