Deportes

Futuro de DT Luis Enrique en Barcelona depende de que se arregle disputa con Messi

El lunes, Messi no se presentó a un entrenamiento a puertas abiertas y tampoco acudió a una tradicional visita que realiza el club a niños enfermos de un hospital.

 BARCELONA. Referentes del plantel del Barcelona se reunieron con Lionel Messi para conversar sobre la insatisfacción del argentino con el técnico Luis Enrique, buscando evitar que la disputa socave el intento del club por ganar títulos esta temporada.

 Luis Enrique está actualmente en el foco de atención y su futuro podría depender de si es capaz de limar las asperezas con la gran figura del Barcelona. Xavi y otros jugadores influyentes del club catalán se reunieron con Messi antes del entrenamiento con el objetivo de calmar las aguas.

 El entrenador del Barcelona quiso bajar las tensiones y en rueda de prensa dijo que se sentía apoyado por el club y por los jugadores, y que tiene la misma relación con el plantel que al principio de temporada, e incluso mejor.

 “Me siento respaldado por el club y por los jugadores. No tengo ninguna duda. Sigo trabajando con la misma profesionalidad. No estoy aquí para desmentir noticias”, afirmó Luis Enrique.

 “No me afecta lo que se pueda decir, ya que la información es deteriorada o malintencionada”, agregó. Pero la crisis que se desató en las últimas horas no ha sido una gran sorpresa teniendo en cuenta el fuerte carácter de Luis Enrique y la manera en que Messi, como jugador más influyente del club, recibe ciertos privilegios.

El ex entrenador del Barcelona Pep Guardiola se resignó a permitir que Messi jugara prácticamente todos los partidos tras enfrentar la ira del argentino cuando intentó que descansara.

 Otros entrenadores del club también han preferido mantener la paz, principalmente Gerardo “Tata” Martino, compatriota de Messi. El ahora técnico de la selección argentina incluso salió en defensa del delantero cuando su nivel era cuestionado.

 En el Barça, Messi ha pasado de ser un inocente adolescente que simplemente era feliz jugando al fútbol hasta convertirse en un profesional calculador que sabe el valor que tiene en el club.

 Se cree que el argentino, que ha sido cuatro veces el Jugador del Año de la FIFA, podría estar disgustado con el estilo de Luis Enrique y sus tácticas durante esta temporada.

 El Barcelona está segundo en la liga española, un punto por detrás del Real Madrid, que tiene un partido menos. Aunque todavía está en una buena posición, el equipo azulgrana no ha conseguido funcionar y en muchas ocasiones ha dependido del talento individual para sumar puntos. (Reuters/ La Nación)