Actualidad

FUT alista marcha contra el Gobierno

La marcha tendrá el apoyo de líderes Shuar, quienes reclaman la muerte de tres miembros.

GUAYAQUIL. Centrales sindicales y organizaciones como el Frente Unitario de los Trabajadores (FUT) se reunieron ayer para diseñar la plataforma de lucha para el paro nacional que sería entre el 6 y 13 de agosto próximo.

Pablo Serrano, presidente de turno del FUT, anunció que hoy darán a conocer las resoluciones adoptadas, pero esperarán al fin de semana para luego de la Asamblea Anual Ordinaria de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) en Tungurahua, que se desarrollará entre el 17 y 18 de julio próximo, difundir la fecha exacta del paro.

Serrano adelantó que la marcha será en contra de las leyes de Agua, Tierra, Herencia, Plusvalía, el Código del Trabajo, las enmiendas constitucionales, los fondos de cesantía que pasaron al Biess, el libre acceso a la universidad y la demanda de los médicos para que se derogue el artículo 703 que crea una Agencia de Aseguramiento de la Calidad de los Servicios de Salud y Medicina Prepagada -ACESS-.

Esto, mientras el Gobierno se mantiene en su plan de diálogo, pero Serrano resaltó que a ellos no los han invitado al diálogo que convocó a todos los sectores, incluidos los excluidos. Y recalcó que el 3 de agosto próximo la FUT estará presente en la caminata desde la provincia de Zamora Chinchipe, organizada por la Ecuarunari hacia Quito, para también rechazar las políticas del régimen de Rafael Correa.

Insistió en que el paro nacional no es “para desestabilizar al régimen”, sino para manifestar su descontento por todas las decisiones equivocadas que ha tomado en perjuicio de los ecuatorianos.

Mientras que Salvador Quishpe, prefecto de Zamora, resaltó que la marcha será por la defensa de la educación intercultural bilingüe y el archivo de las enmiendas a la Constitución están entre las consignas principales.

Edwin Bedoya, vicepresidente de la Cedocut, aseguró que recibirán las notificaciones de los colectivos provinciales. Esto les permitirá armar una agenda de actividades, que además del paro, contempla continuar con marchas y plantones.

“Incluso hay una presión de las organizaciones para tomar la medida de hecho ya que la actitud del Gobierno no ha cambiado, porque convoca al diálogo pero solo sobre lo que el oficialismo quiere y no sobre el tema de la plataforma que ha sido prestado por las organizaciones sociales”, dijo el dirigente. (DO/La Nación)