Ciencia

Fumar atrofia el sentido del gusto

No obstante, los efectos de la sustancias toxicas del tabaco hace que todo ese proceso se atrofie.

FRANCIA. Según un estudio realizado por los investigadores del Hospital de la Pitié-Salpêtrière, en Francia, confirman que el tabaco no sólo produce perdida del gusto, sino también un cambio en la estructura de las pupilas fungiformes de la lengua, que es donde se encuentran las papilas gustativas.

Estas son las responsables de transmitirnos la sensación de dulce, amargo, salado y acido, las cuales se van regenerando cada dos semanas, aunque disminuye conforme avance la edad de la persona.

Se llegó a esta conclusión luego que examinaran a 451 voluntarios, quienes fueron divididos en tres grupos: fumadores, no fumadores y ex fumadores, así el 20% de los fumadores fue incapaz de identificar correctamente los sabores, sobre todo el sabor amargo del café.

 Un 26,5% de los ex-fumadores no fue capaz de identificar el sabor del café; por último, sólo un 13,4% de los no fumadores no identificaron este sabor.

Estos resultados demuestran que la acumulación de algunos productos contenidos en el tabaco que se almacenan en el cuerpo puede impedir la regeneración correcta de las papilas gustativas, lo que no sólo puede afectar al sentido del gusto de los fumadores, sino también a los que ya han dejado de fumar.

(Internet/ La Nación)