Internacional

Fuerte terremoto en el centro de Italia: se sintió en Roma y hay daños severos

El nuevo sismo se registró cuatro días después de dos terremotos de 5,5 y 6,1 grados, también en el centro del país, donde otro temblor dejó casi 300 muertos el 24 de agosto pasado. Hubo derrumbes en varios pueblos y por el momento no hay reportes de víctimas

ITALIA. Un fuerte temblor sísmico, de magnitud 6,6, se registró este domingo en el centro de Italia, indicó el Instituto de Geología estadounidense.

El sismo tuvo lugar hacia las 07:40 (06:40 GMT) y su epicentro se situó a 6 kilómetros al norte de la pequeña ciudad de Norcia, entre las regiones de Marche y Umbría. Por el momento no se reportaron víctimas, aunque algunas personas fueron extraídas de los escombros con heridas.

«No tenemos información sobre víctimas mortales. Hay heridos y estamos verificando», declaró el director de la protección civil nacional, Fabrizio Curcio, durante una conferencia de prensa en Rieti, una ciudad del centro del país cercana a la zona del epicentro.

El momento en que se derrumbó un edificio tras el sismo de este domingo

El terremoto ocurrió cuatro días después de que dos sismos -de 5,5 y 6,1 grados de magnitud- sacudieran el centro del país, donde otro temblor dejó casi 300 muertos el 24 de agosto pasado.

El sismo de este domingo se sintió claramente en Roma, la capital de Italia, donde la gente salió a la calle, según reportaron medios locales.

La Protección Civil señaló que los pueblos más cercanos al epicentro son, otra vez, Castelsantangelo, Norcia y Preci.

El alcalde de Castelsantagelo, Mauro Falucci, dijo a la prensa: «Yo me encuentro en Fano, donde vivo, pero me cuentan que hubo derrumbes, que es un desastre. Se abrió la tierra, hay humo, es un desastre. Espero que los cabeza dura que se quedaron en Santangelo (después de los terremotos anteriores) se hayan trasladado durante la noche».

El alcalde de Ussita, un pueblo cercano, contó una situación similar: «Está todo derrumbado, veo columnas de humo, es un desastre, un desastre. Estaba durmiendo en mi auto, vi el infierno».

En Amatrice, uno de los sitios más afectados por el terremoto del pasado agosto, se derrumbaron la torre de la alcaldía y la iglesia de San Agustín.

Según las imágenes de las televisiones italianas, en Norcia hubo varios derrumbes: el más grave parece ser el de la Basílica de San Benedetto, del siglo XIV, que se derrumbó casi completamente.

Tolentino, un pueblo de la región de Marche, también sufrió daños severos. Allí, tres personas fueron extraídas vivas de los escombros, según reportó la Protección Civil italiana. (Internet/ La Nación)