Actualidad

Fuentes niegan desabastecimiento de gas en Quito

Actualmente se despachan en Pichincha 40.000 cilindros diarios, equivalentes a 600 toneladas del hidrocarburo, que atienden la demanda de esta provincia.

QUITO. Mientras Diego Fuentes, viceministro de Seguridad niega que exista desabastecimiento de gas doméstico en la ciudad de Quito, sino que hay una especulación por parte de los distribuidores, los ciudadanos aseguran que el combustible no llega con normalidad.

Ayer se pudo evidenciar que moradores del sur de Quito hacían fila a la espera de un cilindro de gas de uso doméstico. Ellos están a la espera de que llegue una plataforma con cilindros de gas, ya que aducen que no han podido encontrar el combustible en las distribuidoras.

Fuentes señaló que el Ministerio del Interior y la Agencia de Regulación y Control Hidrocarburífera (ARCH) están verificando este tema, el cual ha sido recurrente en los últimos años. “Hasta el momento hay 20 distribuidores de gas que han sido sancionados por esconder el producto, para lograr una mayor alza en su precio”, destacó.

Euclides Pogo, taxista, dijo que en estos últimos días ha recorrido a diario varias tiendas pero no hay suficiente gas. Ésta supuesta escasez generada desde hace varios días ha derivado en la afluencia de usuarios, la gran demanda y la especulación.

Por esta situación, hasta el momento han sido sancionados 20 distribuidoras, tres tienen sanciones graves. El funcionario señaló que hay dos normativas legales que se usan para castigar este delito. La una, que se encuentra en el Código Orgánico Integral Penal (COIP) y que establece una sanción privativa de libertad de 15 a 30 días por especulación. También se impone una multa aproximada de 20 a 25 remuneraciones básicas unificadas y en el caso de que exista una mayor reincidencia o gravedad, se sancionará con 50 a 100.

Actualmente se despachan en Pichincha 40.000 cilindros diarios, equivalentes a 600 toneladas del hidrocarburo, que atienden la demanda de esta provincia. Mientras que a nivel país, a la fecha se entregan 4´601.121.000 cilindros, despachados por las 11 empresas comercializadoras, legalmente registradas y autorizadas por el Estado ecuatoriano.

Pero Alfredo Pérez, de 69 años tuvo que dirigirse desde El Panecillo hasta la Tribuna del Sur, en bus, para conseguir un cilindro.

A esto Flores explicó que si se evidencia que hay corrupción por parte de los distribuidores, se puede usar lo que establece la Ley de Poder de Control de Mercado. Esta tiene sanciones que van desde el ocho hasta el 12% de la facturación anual de la distribuidora y una multa por reincidencia de hasta 500 remuneraciones básicas unificadas.

El Viceministro agregó que se trabaja en conjunto con la ARCH entregando gas doméstico desde distribuidores que están ubicados en la Tribuna de la avenida de los Shyris, en la Tribuna del Sur y también en el Valle de los Chillos. Estas plataformas realizan entrega de manera permanente de cilindros de gas.

Explicó que hay tres tipos de precios. “En el centro de acopio es de$ 1,40, cuando se vende a través del distribuidor es de $1,60 y hasta tres dólares cuando se distribuye a domicilios, pero no más de este último precio. Ningún tanque de gas puede superar los tres dólares”, informó. (DO/La Nación)