Deportes

Fue mutilado por un misil en Siria, pero mejoró sus tiempos y participará en los Juegos Paralímpicos

El nadador Ibrahim Al Hussein fue alcanzado por un misil en Siria y perdió una pierna. Formará parte de la primera delegación de refugiados

RÍO DE JANEIRO. Para Ibrahim Al Hussein, los juegos paralímpicos de Río serán su primera participación a nivel mundial. Con 24 años, perdió una pierna en un bombardeo en Siria. Con 27, fue el portador de la antorcha olímpica.

Al año siguiente del grave incidente que sufrió, se reubicó en Grecia y hoy integra la primera selección de refugiados de la historia de estos juegos junto al atleta iraní Shahrad Nasajpour.

Los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro se llevarán a cabo entre el 7 y el 18 de septiembre. Entre ellos, destacará la selección de refugiados, en donde aparecerá éste nadador sirio.

Ibrahim Al Hussein es un atleta que practica natación desde pequeño, iniciado por su padre (entrenador) compitió en varios torneos. Su marca personal en 50 metros fue de 31 segundos.

Pero todo cambió a partir del 2011, cuando comenzó la guerra. En ese año tuvo que abandonar el deporte. Dos años más tarde, en el 2013, su vida cambió radicalmente.

El atleta perdió parte de su pierna derecha cuando fue a socorrer a un amigo que había sido herido en un ataque. Posteriormente, un médico privado le regaló una prótesis para que pueda caminar.

Al año siguiente del accidente, llegó a Grecia en una balsa neumática a las costas de la isla de Samos. Después de asentarse, y lejos de rendirse, el nadador entrena tres veces por semana con ALMA, una organización griega sin fines de lucro para deportistas discapacitados.

Tras mucho entrenamiento, el nadador sirio superó su propio récord en los 50 metros libres. Rebajó por tres segundos la mejor marca que hizo antes del bombardeo que lo dejó sin una pierna.

“Vayan tras sus sueños”, exigió el atleta a los posibles deportistas “que se quedan en los campos de refugiados sin hacer nada”. “Esto es un gran honor para mí, y va dedicado a todo sirio y todo árabe que haya pasado por situaciones difíciles”, puntualizó al momento de llevar la antorcha olímpica por Grecia.

El nadador sirio está a pocos días de probar fortuna en las pruebas de 50 y 100 metros libres. Shahrad Nasajpour será su compañero de equipo, él sufre de una parálisis cerebral y participará en lanzamiento de disco.

“Imagínate alcanzar uno de tus mayores sueños. Imagínate que un sueño que has albergado durante 20 años se hace realidad”, se emocionó. (INFOBAE)