Deportes

Fue el delantero titular de Inglaterra, hoy juega en segunda división francesa y casi termina preso por una pelea callejera

Nunca llegó a cumplir lo que prometía desde lo deportivo, y las manchas de su vida privada lo afectaron durante toda su carrera.

El fútbol inglés nos ha dado grandes estrellas, especialmente si hablamos de delanteros: Alan Shearer, Gary Lineker, Wayne Rooney o Harry Kane son apenas algunos ejemplos. Sin embargo, así como han habido estrellas, Inglaterra tiene aún más casos de futbolistas que mucho prometían pero que nunca cumplieron con esas expectativas.

Un nombre en particular resalta: Andy Carroll. A comienzos de la década pasada, el prometedor delantero del Newcastle se hacía un nombre. Con su 1,93m y su facilidad para convertir goles, rápidamente se ganó la portada de los periódicos y el favor de la prensa.

Sin embargo, hoy juega en segunda división francesa y se encuentra nuevamente en las noticias pero no por su juego, sino por su participación en una pelea callejera.

De acuerdo a lo reportado por el periódico británico The SunAndy Carroll estuvo involucrado en una pelea que comenzó en un bar y terminó en las calles de Londres. Todo después de lo que parecía una simple cena con su esposa, la estrella de televisión Billi Mucklow. “Andy [Carroll] se peleó con un tipo cualquiera en el suelo”, le contó un testigo al medio.

La pelea por la que Andy Carroll casi termina preso

Fueron los testigos del hecho quienes relataron la acción a los medios. “Andy estuvo comiendo en el restaurante con Billi [Mucklow]. Parecía que habían tenido una buena noche, disfrutando de unos tragos y la cocina asiática del lugar“, comenzó el relato uno de ellos.

Y prosiguió: “Pero mientras se preparaban para irse, Andy tuvo un cruce con un tipo. Terminó en la calle y, para sorpresa de todos, rodando por el piso con este tipo. Todo pasó muy rápido, pero Billi no se veía muy contenta.”

“Varios trataron de contenerlo, pero Carroll los miró y les preguntó si también querían pelear”, afirmó otro de los testigos. “El tipo desapareció apenas apareció la seguridad y Andy terminó con su remera rota. Mientras intentaban calmarlo, seguía enfurecido y gritando mientras buscaba al tipo”, agregó.

Finalmente, cerró el relato con una lógica reflexión: “No culpo al otro tipo por salir corriendo. Tienes que tener agallas para enfrentar a un gigante de 1,90m como Andy”. Pelearse en la vía pública puede acarrear duras consecuencias en el Reino Unido, si alguna de las partes presenta cargos o termina mal herida. Por fortuna para Carroll, no parece que vaya a tener que lidiar con las autoridades.

De ser una gran promesa de Inglaterra a jugar en segunda francesa

Carroll debutó en el fútbol inglés con apenas 19 años en 2008. En aquel momento, vestía los colores del Newcastle. Como mencionamos, su porte físico, facilidad para convertir goles y temprana edad llevaron al Liverpool a fijarse en él.

Andy Carroll prometía mucho y por eso Liverpool lo pagó 40 millones. Una fortuna hace 15 años.

Andy Carroll prometía mucho y por eso Liverpool lo pagó 40 millones. Una fortuna hace 15 años.

Los Reds pagaron más de 40 millones para hacerse con el grandote delantero que convirtió 33 goles en 3 años y llegó a debutar en la Selección Inglesa. Sin embargo, lesiones y un pobre rendimiento hicieron que la confianza no durara más de un año y medio.

Liverpool cedió a Carroll al West Ham, quien terminó por comprarlo por menos de la mitad de lo que los Reds lo habían pagado. Lesiones y problemas personales lo llevaron a dejar el club y en 2019 regresó a Newcastle. Dos temporadas después se quedó libre y tras pasar por Reading West Bromwich en el Championship, recaló en el Amiens de la segunda división de Francia.

Por:  BOLA VIP