Internacional

Francisco invita a la prudencia en el uso de plástico, el papel, el agua, la comida y la energía

Advierte que «cuando maltratamos la naturaleza, maltratamos también a los seres humanos»

ESPAÑA. En un nuevo llamamiento a la responsabilidad ecológica, el Papa Francisco ha invitado este jueves a todos los creyentes a un «cambio de vida» hacia «comportamientos concretos más respetuosos con la creación, como, por ejemplo, hacer un uso prudente del plástico y del papel, no desperdiciar el agua, la comida y la energía eléctrica, diferenciar los residuos, tratar con cuidado a los otros seres vivos».

Su lista de acciones concretas en defensa del medio ambiente incluye, además, «utilizar el transporte público y compartir el mismo vehículo entre varias personas, entre otras cosas».

El mensaje de Francisco para la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, una iniciativa conjunta de las Iglesias cristianas dirigida a los creyentes de todas las religiones, tiene un eje espiritual, pues invita a «un serio examen de conciencia» que lleve, «llenos de arrepentimiento», a «confesar nuestros pecados contra el Creador, contra la creación, contra nuestros hermanos y hermanas».

Según el Papa «la ecología integral subraya que los seres humanos están profundamente unidos unos a otros y a la creación en su totalidad. Cuando maltratamos la naturaleza, maltratamos también a los seres humanos».

Al mismo tiempo, Francisco advierte que «la economía y la política, la sociedad y la cultura, no pueden estar dominadas por una mentalidad del corto plazo y de la búsqueda de un inmediato provecho financiero o electoral». Por lo tanto, «deben ser urgentemente reorientadas hacia el bien común, que incluye la sostenibilidad y el cuidado de la creación».

En esa línea, el Papa recuerda que «el planeta continúa calentándose, en parte a causa de la actividad humana: el 2015 ha sido el año más caluroso jamás registrado y probablemente el 2016 lo será aún más».

Este fenómeno provoca «sequía, inundaciones, incendios y fenómenos meteorológicos extremos cada vez más graves. Los cambios climáticos contribuyen también a la dolorosa crisis de los emigrantes forzosos».

La Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación incluye actos en gran número de ciudades en que participan los responsables de las Iglesias cristianas, y también algunos encuentros interreligiosos.

Francisco participa con una ceremonia de oración el jueves por la tarde en la basílica de San Pedro. (ABC/La Nación)