Internacional

Francia relajará restricciones por COVID-19 en febrero

PARÍS,  (Xinhua) — El primer ministro de Francia, Jean Castex, anunció hoy que el Gobierno procederá a relajar ciertas restricciones relacionadas con la COVID-19 en febrero.

Durante una conferencia de prensa, Castex destacó que la variante Ómicron «no es en lo absoluto tan solo una gripe».

El primer ministro volvió a recordar la importancia de vacunarse y dijo que una persona vacunada por completo tiene 4,5 veces menos probabilidades de contagiarse que un no vacunado y tiene 25 veces menos probabilidades de presentar un caso severo.

Castex anunció que el pase de vacunación, el cual reemplazará al actual pase de salud, estará en vigor a partir del 24 de enero, dependiendo de la decisión del Consejo Constitucional el viernes.

El pase de vacunación permitirá a las personas tener acceso a sitios públicos sin la necesidad de presentar un resultado negativo en una prueba de COVID-19.

En cuanto al acceso a asilos y hospitales, el pase de vacunación no será obligatorio. Los niños de entre 12 y 15 años podrán presentar un pase de salud y no un pase de vacunación, añadió el primer ministro.

Castex recordó que, a partir del 15 de febrero, todas las personas que no hayan recibido la dosis de refuerzo cuatro meses después de la segunda dosis no serán consideradas como si tuvieran un ciclo de vacunación completo.

Pero Castex anunció que desde febrero se relajarán ciertas medidas restrictivas.

A partir del 2 de febrero, los límites en el número de personas permitidas en eventos al aire libre y en espacios cerrados serán eliminados. Las mascarillas ya no serán obligatorias en espacios abiertos.

El trabajo remoto tampoco será ya obligatorio, pero todavía será alentado, añadió.

Desde el 16 de febrero se volverá a permitir el consumo de alimentos y bebidas en estadios, cines y transporte público, así como estar de pie en bares y conciertos y la apertura clubes nocturnos.

El Consejo Científico anunció hoy en una declaración que «la quinta ola con la variante Ómicron no ha terminado y su efecto sobre el sistema de salud seguirá siendo alto, aunque parcialmente manejable hasta mediados de marzo».

En la noche, la Agencia de Salud Pública de Francia reportó 425.183 nuevos casos de COVID-19 en las últimas 24 horas.

Más de 52 millones de personas tienen el esquema de vacunación completo, lo que representa a 77,7 por ciento de la población francesa.

 

 

Xinhua (xinhua-news.com)