Internacional

Francia refuerza seguridad y agencias de espionaje tras ataques

Francia tiene dificultades para vigilar a los 1.200 islamistas radicales estimados y a unas 200 personas que regresaron a casa luego de luchar con grupos militantes en Siria e Irak.

PARÍS. Francia reclutará a miles de policías, espías e investigadores adicionales para reforzar la seguridad nacional y los servicios de inteligencia, anunció el primer ministro Manuel Valls, dos semanas después de que 17 personas murieran a manos de milicianos islamistas.

Advirtiendo que el nivel de amenaza continuaba alto tras el ataque islamista más mortal en suelo francés, Valls dijo que el país contrataría a 2.680 personas para la policía y los sectores de justicia, inteligencia y defensa para el 2018 para que realicen tareas antiyihadistas, de vigilancia y seguridad.

También se empleará a decenas de capellanes musulmanes adicionales para trabajar con potenciales milicianos en las repletas cárceles francesas.

“La lucha contra el terrorismo, el yihadismo y el Islam radical será un largo trayecto”, dijo Valls en una conferencia de prensa luego de que las medidas fueras acordada por el gabinete del presidente Francois Hollande.

“La primera necesidad es que reforcemos los activos humanos y materiales de nuestros servicios de inteligencia”, dijo Valls, quien luego de los ataques de entre el 7 y 9 de enero reconoció que hubo “déficits” en los planes de control y justicia.

Valls dijo que se debatirá una posible pena bajo la que quienes cometan delitos podrían perder algunos derechos cívicos.

Pese al anuncio de un gasto adicional de 425 millones de euros (492 millones de dólares), Valls dijo que Francia respetará los compromisos en las finanzas públicas que hizo a sus socios de la Unión Europea.

El Gobierno dijo que recortará 7.500 puestos menos de los previstos en el sector de defensa desde el 2015 al 2019 en respuesta a las necesidades de seguridad.

Hollande dijo a personal militar a bordo del avión Charles de Gaulle la semana pasada que el Gobierno necesitaba revisar los recortes en el sector tras los ataques en París. (Reuters/ La Nación)