Realidades

Fran Rivera, herido «muy grave» por una cogida en el abdomen durante un corrida en Huesca

La cornada es de pronóstico «muy grave» y ha producido importantes daños en el bajo vientre, según recoge el parte médico oficial.

España. El matador de toros Francisco Rivera Ordóñez, quien ayer sufrió una grave cornada en la plaza de toros de Huesca, está «estable dentro de la gravedad» en la UCI del hospital San Jorge de la capital oscense, según han informado fuentes del Gobierno aragonés.

El diestro resultó herido por el cuarto toro del festejo que se celebró este lunes en Huesca, el cual le propinó una extensa cornada en el bajo vientre, de la que fue operado en la enfermería de la plaza. La cornada no afectó ningún órgano vital, confirmó el empresario del coso oscense.

El torero madrileño fue cogido en el saludo de capote a ese cuarto toro de corrida, de nombre Traidor, de la ganadería de Albarreal, que le prendió por la zona abdominal, dejándolo varios segundos colgado del pitón, en unos momentos de verdadera angustia. Una vez que logró librarse del astado fue trasladado a toda prisa a la enfermería del coso oscense, donde ha sido operado durante dos horas y media por el equipo médico que dirige el doctor Crespo.

El torero entró a la mesa de operaciones «consciente y tranquilo», a pesar de la gravedad de la cornada por la zona tan delicada donde se ha producido.

La cornada era de pronóstico «muy grave» y produjo importantes daños en el bajo vientre, según el parte oficial. El pitón entró entre la zona del pubis hacia la ingle derecha, atravesándole en un trayecto de 25 centímetros y produciendo importantes daños en la cavidad abdominal, afectando a la arteria iliaca y también la aorta, y desde el colon a varios músculos de la zona peritoneal. Francisco Rivera Ordóñez es hijo del diestro Francisco Rivera «Paquirri», quien falleció el 26 de septiembre de 1984 al ser mortalmente corneado por el toro Avispado en la localidad de Pozoblanco (sur de España), y nieto del matador Antonio Ordóñez (1932-1998), considerado como una de las grandes figuras del toreo de todos los tiempos.

Rivera Ordoñez va a ser trasladado a lo largo de este martes a la Clínica Quirón de Zaragoza. El personal médico del Hospital San Jorge le ha realizado varios controles, cuyo resultado, según ha valorado el equipo de facultativos de la UCI, permite su traslado. De ello ha informado Enrique Crespo, el cirujano que operó al diestro en la enfermería del coso taurino. «Los controles que se le han hecho, analíticos y radiográficos, son estables y son buenos y se ha decidido trasladar en una UVI móvil a lo largo del día a Zaragoza», ha confirmado Crespo. Crespo ha visitado a Francisco Rivera Ordóñez. y ha confirmado que dentro de la gravedad está estable y consciente. (20Minutos/La Nación)