Tecnociencia

Fotógrafos lograron captar las impactantes imágenes de dos ballenas jorobadas macho apareándose en Hawái

El comportamiento de las ballenas jorobadas en las zonas de reproducción de Hawái está bien estudiado, pero que “todavía estamos descubriendo nuevos aspectos de su comportamiento sexual y social”.

Un hecho insólito se registró en el mundo de la ciencia marina luego de que dos fotógrafos, que se encontraban de expedición cerca a la isla de Maui, en Hawái, lograron captar las primeras imágenes, el apareamiento de dos ballenas jorobadas macho.

Se tratan de los fotógrafos Lyle Krannichfeld y Brandi Romano, quienes se le otorgaron al mundo las primeras evidencias fotográficas del momento de apareamiento de dos ballenas jorobadas macho, algo que nunca antes registrado.

El encuentro sexual entre ambos mamíferos consta de la penetración anal, algo que durante años se había estudiado, sin embargo, que era realmente difícil de captar.

Esto porque “la mayoría de las ballenas jorobadas pasan los meses de verano alimentándose en aguas polares y migran durante los meses de otoño e invierno a aguas tropicales, donde los comportamientos observados están relacionados en gran medida con la reproducción”.

Las fotos publicadas en la revista científica ‘Marine Mammal Science’, en donde la investigadora de la Pacific Whale FoundationStephanie Stack, quien lideró el estudio, explicó el comportamiento sexual de las ballenas que se puede observar a partir de las imágenes obtenidas.

De acuerdo con el estudio, el comportamiento sexual no reproductivo de las ballenas “ocurre entre individuos cuya edad o sexo significa que no hay posibilidad de producir descendencia, como interacciones entre personas del mismo sexo o interacciones entre animales inmaduros”.

“Cada caso de contacto del pene observado entre ballenas jorobadas iba acompañado de un comportamiento de agarre pectoral y sugirieron que esta posición podría desempeñar un papel importante en el comportamiento de apareamiento entre las ballenas jorobadas”, añadió Stack.

La investigadora también reveló que el comportamiento de las ballenas jorobadas en las zonas de reproducción de Hawái está bien estudiado, pero que “todavía estamos descubriendo nuevos aspectos de su comportamiento sexual y social”.

“Los esfuerzos de investigación de cetáceos desde barcos en aguas hawaianas comenzaron a finales de la década de 1960 y durante los últimos 40 años múltiples grupos de investigación han estudiado las ballenas jorobadas durante su temporada de reproducción”, puntualizó la experta.

Stephanie señala en el estudio que: “es posible que la extrusión y/o penetración del pene de machos de ballena dirigida a otros machos sea una forma de comportamiento agresivo”.

Una investigación de National Geographic expresa en los últimos años el conocimiento sobre las ballenas jorobadas ha mejorado y aumentando, esto debido a la ayuda de herramientas como los drones y el monitoreo.

Esta nueva información sobre este tipo de mamíferos se da unos días después de que se conoció que el número de ballenas jorobadas en el Pacífico norte ha caído a un 20%, de 33.000 ejemplares a poco más de 26.600 en menos de una década.

Así lo informó esta semana la revista Royal Society Open Science, en donde un equipo de 75 científicos detectó una caída del número de ballenas que hibernan en Hawái, que llegó al 34%.

Las ballenas jorobadas no están amenazadas de extinción, pero sufren los embates de la contaminación sonora, o del tráfico marítimo.

Foto: Lyle Krannichfeld y Brandi Romano

Foto: Lyle Krannichfeld y Brandi Romano

Foto: Lyle Krannichfeld y Brandi Romano

Por:  NTN 24  /   Foto: Lyle Krannichfeld y Brandi Romano