Ciencia

Ford dota al Focus 2015 de un control electrónico de estabilidad mejorado

Si el sistema detecta, por ejemplo, que el vehículo está entrando en una curva demasiado rápido, aplica los frenos de forma individual a cada rueda e incluso reduce la aceleración.

WASHINGTON.  El fabricante automovilístico Ford informó  que el nuevo Focus 2015 estará dotado con la última generación del sistema de control de estabilidad que predice el potencial de un patinazo y evita la pérdida de control del vehículo.

 La última generación del control electrónico de estabilidad que equipará al Ford Focus 2015 incluye la llamada “tecnología mejorada de estabilidad transicional”, que es capaz de anticipar el patinazo entre 100 y 200 milésimas de segundo antes de que se produzca.

 El sistema utiliza información como la velocidad del automóvil, la posición del volante o la velocidad de giro de este para predecir la pérdida de tracción.

 David Messih, encargado de la ingeniería de los sistemas de control de frenada en Ford Norteamérica, dijo en un comunicado que “el sistema mejorado de estabilidad transicional inicia el proceso de recuperación (del control del vehículo) más rápido que nunca, lo que supone un control más suave y refinado”.

 La inclusión generalizada del sistema de control electrónico de estabilidad en el mundo del automóvil es considerada como uno de los avances tecnológicos que más ha aumentado la seguridad de los vehículos en los últimos años.

 Estudios realizados por el Instituto para la Seguridad en la Carretera de Estados Unidos (IIHS) señalan que la tasa de muertes por vuelco en 2011 fue solo un 25 por ciento de la registrada en 2004, cuando los sistemas de control electrónico de estabilidad eran la excepción.

 La tecnología es también considerada responsable de la reducción de un tercio de los accidentes mortales en las carreteras estadounidenses.

 Ese dispositivo controla continuamente el comportamiento del vehículo con sensores para detectar si el conductor pierde el control del automóvil, principalmente vigilando la posición del volante y la dirección de las ruedas delanteras. (Efe/ La Nación)