Economía

Fondo solidario podría aguantar si es que la tasa de desempleo llegase hasta 15 puntos

“Ahora tenemos 4.77; si pasa de los 15 puntos, habría que aportar y tendría que ver un reaseguro”, dijo ministro Berrezueta.

QUITO. “Esta – proyecto de reformas laborales- es una propuesta que pretende garantizar el empleo a los ecuatorianos, que sea un gran acuerdo que beneficie a trabajadores, empleadores y al Gobierno”, así manifestó el ministro del Trabajo, Leonardo Berrezueta e insistió que sobre el seguro de desempleo, según la corrida económica que hizo el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y el Ministerio de Finanzas, establece con claridad que podrían tener o podría aguantar este fondo solidario si es que la tasa de desempleo llegase hasta 15 puntos.

“No queremos que más empresas cierren o desvinculen trabajadores, lo que queremos es que todos generemos un gran acuerdo por el empleo. El Ecuador, en estos momentos necesita que llevemos a la Patria en el pecho y que podamos crear un gran acuerdo por el empleo que beneficie a trabajadores, empleadores y Gobierno”, aclaró el ministro, al comentar que el Consejo de la Producción, liderado por el ministro Vinicio Alvarado, ha establecido el rol de la banca pública en apoyo a las empresas.

En ese sentido, aseguró Berrezueta de que existen algunas restricciones dadas la caída de 7 puntos del PIB, pero eso no quiere decir que la banca pública puede comenzar a inyectar capital en las empresas. “Se ha generado toda una hoja de ruta en varias consejos consultivos empresariales que se han dado y en los que he estado; en Cuenca, Manta, Machala en donde, efectivamente, ha existido esta apertura para canalizar el tema de inyectar capital a estas empresas que va de la mano en esta relación de obrero-patrón, con el tema de los incentivos tributarios”, sostuvo.

Con respecto al seguro de desempleo, el Ministro destacó que por ejemplo, el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) planteó este tema y fue muy bien acogido en el Gabinete y por el Presidente Correa en donde, la cesantía se alimenta del 2% del aporte a los trabajadores y el 1% del de los empleadores. “El 2% del aporte de los trabajadores se mantiene en las cuentas individuales de cada trabajador, no se toca; pero el 1% que da el empleador va a un fondo solidario que se distribuye para el tema del seguro de desempleo para que, el trabajador que haya quedado cesante, en el día 61 pueda solicitar a IESS, por escrito, esto”, señaló.

Mientras la corrida económica que hizo el IESS y el Ministerio de Finanzas establece con claridad que se podría tener o podría aguantar este fondo solidario si es que la tasa de desempleo llegaría hasta 15 puntos. “Ahora tenemos 4.77; si pasa de los 15 puntos, habría que aportar y tendría que ver un reaseguro”, reveló Berrezueta.

Ante ello, el tiempo de cobertura a la persona que se quede sin trabajo será de cinco meses a partir del día 121. “El día 61 hago uso del derecho, al siguiente mes, en el día 121 ya recibo mi primer salario de la tasa de desempleo que es el 70% del promedio de los 12 últimos meses de salario del trabajador, de ahí va 65%, 60%, 55% y 50%”. (VCV/La Nación)