Opinión

FONDO DE INVERSIÓN AGRÍCOLA

EMILIO GALLARDO GONZÁLEZ
emilioegallardog@gmail.com

 

El crédito agrícola es un factor clave en el desarrollo agropecuario .Está evidenciado en la práctica la relación positiva entre el acceso al financiamiento y la productividad en la medida que el crédito sea dirigido, oportuno y enmarcado dentro de políticas de capacitación, asistencia técnica, gestión administrativa y educación financiera. El crédito por sí solo, no va resolver los problemas del sector, pero es fundamental para dinamizar la producción.

El financiamiento agrícola está inmerso en mercados de alto riesgos, fluctuaciones de precios, asimetrías en la información, dispersión geográfica, altas tasas de interés, contingencias por el clima, plagas y enfermedades. Los factores mencionados han tenido un impacto importante en la reducción y prácticamente extinción en la oferta de créditos dirigidos al sector agropecuario en la banca privada y con una mínima expresión en la banca pública. Más allá, de los riesgos inherentes al sector, el problema de fondo es la falta de políticas públicas, donde el financiamiento sea considerado un instrumento de desarrollo.

De acuerdo a la Superintendencia de Bancos a septiembre 2022, el saldo de la cartera del sector agricultura, ganadería, silvicultura, pesca y acuicultura fue de USD 2,668 millones que representa el 7.09% de la cartera total. Estimamos que el sector agropecuario representa entre el 2% y 3% del total. Estos son considerados créditos productivos, sin embargo, no son líneas de créditos acorde con las condiciones que requiere la producción y comercialización agropecuaria. Estudios realizados señalan que la contribución de las instituciones privadas y públicas al PIB agropecuario es menor al 1%.

El crédito otorgado por BanEcuador, hasta un monto de $5,0000 , tasa de interés del 1% y hasta 30 años , es un financiamiento político, con buenas intenciones pero sin analizar las consecuencias al desnaturalizar los principios de un crédito agrícola , no tendrá  ningún efecto en la productividad y en el combate contra la pobreza. Considero, era más apropiado para los mismos fines establecer un Bono productivo.

Se requieren mecanismos crediticios que promuevan la capitalización de los productores, incentivando nuevas inversiones orientadas a mejorar la competitividad del sector. Una alternativa, es crear un Fondo de Inversión Agrícola, para lo cual se requieren establecer mecanismos financieros, legales, e institucionales para activar la oferta y demanda de los recursos del Fondo.

El Fondo de Inversiones , recibiría asignaciones del gobierno central- CFN, Ban Ecuador banca privada, organismos de desarrollo internacional y gobiernos provinciales para los productores de sus respectivas provincias. Las inversiones deberán enfocarse a mejoras en la infraestructura, riego y drenajes, mejoramiento genético, almacenamiento, mecanización tales como maquinaria , equipos y la incorporación de nuevas tecnologías de producción.

El Fondo mencionado promoverá el desarrollo de un mercado de profesionales del área agropecuaria, quienes podrían conformar empresas para capacitación y asistencia técnica, y/o presentar proyectos para ejecutarlos de acuerdo a los requisitos establecidos.

Es necesario formular un plan de desarrollo agropecuario que incorpore la política crediticia. El Ecuador, requiere se tomen decisiones para crear un sistema que incremente el nivel de recursos y capitalización del sector.