Opinión

Fondant: Pastelería tradicional en presentación innovadora

Dos jóvenes ecuatorianos tienen el placer de crear un sinfín de dulces con varios diseños y sabores usando novedosas técnicas.

GUAYAQUIL. Gustavo Vázquez de 27 años y Esther Wong de 25, son una pareja de esposos emprendedores en el cual decidieron unir su amor por el trabajo creando su empresa denominada Fondant. Esta marca está dedicada a la elaboración de una amplia gama de dulces tradicionales usando novedosas técnicas de repostería.

Ellos han sabido complementarse en este trabajo y es así como cada uno se dedica a una parte importante para sacar su negocio adelante. Esther es la encargada de la parte administrativa, de promoción y de publicidad, mientras que Gustavo es el experto en la elaboración de estos deliciosos productos.

“ Poseo una titulación técnica en cocina internacional y junto con la vocación q descubrí en esta profesión tan hermosa es lo que me ha llevado a perfeccionar poco a poco su proceso de elaboración ya q es algo en lo que constantemente me estoy capacitando siempre buscando dar algo más a nuestros clientes, algo diferente”, comentó Vásquez.

Fondant que en francés significa (fundir) fue el nombre escogido por esta pareja ya que sus productos tienen la particularidad de mezclar sabores que al ser degustados producen una sensación de placer al descubrirlos uno a uno, siendo este el objetivo principal de los creadores de este emprendimiento.

Ellos empezaron poco a poco en el mercado teniendo como inversión inicial $200, dinero que fue utilizado en la compra de varios implementos necesarios para su trabajo. Gracias al esfuerzo, dedicación y constancia puesta en su proyecto, en la actualidad su empresa ha participado en varias ferias de emprendedores en la ciudad logrando que sus dulces sean ya reconocidos en el mercado local.

“Para nosotros lo importante es ofrecer calidad, seleccionamos el tipo de harinas y mantecas de la mejor calidad, huevos y demás en lo más posible todo de origen nacional sin dejar a un lado nuestro único y delicioso cacao ecuatoriano”, manifestaron.

La particularidad de estos postres es la delicadeza que tiene cada diseño, que trata de tener un toque de originalidad, siendo el cliente el gran beneficiado.

Fondant ofrece al mercado otros productos como el clásico Cheesecake americano en dos sabores el uno es una mezcla de frutos rojos (fresa, frambuesa y moras) el segundo es uno de maracuyá, pie de limón, panna cotta de café al chocolate, que son vendidos en porciones personales de 200grs cada uno en frascos de vidrio. Sus precios van desde $3.50.

Como planes a futuro esta marca quiere lograr posicionarse en el mercado con la incorporación de un espacio físico ya sea una isla en un centro comercial o una cafetería establecida, producto de aquello se están capacitando para brindarle al cliente un servicio de calidad.

“Que se preparen, que se capaciten muy bien antes de comenzar un emprendimiento, hagamos del mercado de la gastronomía, de los servicios y productos algo de calidad algo mejor y más competitivo siempre usando la mejor materia prima. La competencia no la ponen sus precios sino su calidad porque negocios se abren y cierran todos los días, pero las marcas crean historias todos los días”, palabras de vida que dan como consejos a los futuros emprendedores estos nuevos empresarios.

Este negocio cuenta con redes sociales twitter, @fondant_ec; Instagram @fondant_ec, Facebook; Fondantchocolatspatisserie. (AGS/La Nación)