Opinión

¡¡FOCALIZAR EL SUBSIDIO DE LOS COMBUSTIBLES!!

Henry Llanes Suárez

ANALISTA DE TEMAS PETROLEROS

[email protected]

Esta política pública debieron impulsarla en época de bonanza y no de crisis socioeconómica como ocurre actualmente en el país; y, como bien expresa el Ign. Fernando Reyes Cisneros, Vicepresidente del Colegio de Ingenieros Geologos, Minas, Petróleos y Ambiental, resulta que, con la aplicación de esta política, los sectores sociales de bajos ingresos económicos y la clase media compensarían económicamente la INEFICIENTE política hidrocarburífera de los gobiernos de las últimas tres décadas, quienes no agregaron valor a la mayor parte del petróleo y del gas que se extrae de la Región Amazónica, incumpliendo de esta manera lo que dispone el Art. 5 de la Ley de Hidrocarburos; y, en segundo lugar, la clase media y los sectores de bajos ingresos económicos compensarían el dinero que se ROBARON funcionarios de gobierno y contratistas a través de la construcción de obras mal hechas y con sobreprecios.

Respecto del primer caso. El artículo 5 de la Ley de Hidrocarburos dispone, que “LOS HIDROCARBUROS SE EXPLOTARÁN CON EL OBJETIVO PRIMORDIAL DE QUE SEAN INDUSTRIALIZADOS EN EL PAÍS”. Esta disposición legal nunca se ha cumplido, los encargados del manejo de la política hidrocarburífera tampoco han rendido cuentas de este incumplimiento y los organismos de control tampoco han hecho seguimiento del cumplimiento de la norma legal en mención.

Según el Ing. Fernando Reyes. En el período: 1972-1917, “APENAS SE HA REFINADO EL 32% DE LOS 5.960 MILLONES DE BARRILES EXTRAÍDOS Y SOLO SE HA PROCESADO EL 10% DE LOS 240 MILLONES DE BARRILES DEL GAS ASOCIADO AL PETRÓLEO QUE SE HA PRODUCIDO. EL PAÍS IMPORTA COMBUSTIBLES DESDE 1967 Y A MEDIDA QUE LA DEMANDA HA IDO CRECIENDO, TAMBIÉN LO HAN HECHO LAS IMPORTACIONES”.

En materia hidrocarburífera. El perjuicio económico para el país es de tal magnitud, que en el caso de la explotación petrolera se prefirió quemar el gas asociado del petróleo antes que utilizarlo como combustible para generar energía y mover los equipos de la explotación hidrocarburífera.

Los gobiernos de turno de las últimas décadas han preferido importar el diésel a precio internacional para utilizarlo como combustible en el manejo de la actividad que se menciona. ¿A quién beneficia la importación del diésel? A las plantas de refinación internacional de hidrocarburos y a los importadores de sus derivados. En el caso del diésel, en el período 2007-junio de 2018, el costo de importación es el siguiente:

I. IMPORTACIÓN DE DIÉSEL, PERÍODO 2007-JUNIO DE 2018

1. AÑO 2007: Importación de DIÉSEL OIL Y PREMIUM, Convenio con PDVSA de Venezuela: USD 1.082.695.097

2. AÑO 2008: Importación de DIÉSEL OIL Y PREMIUM, Convenio con PDVSA de Venezuela: USD 1.405.651.599

3. AÑO 2009: Importación de DIÉSEL OIL Y PREMIUM, Convenio con PDVSA de Venezuela, ENAP de Chile y ANCAP de Uruguay1: USD 1.089.612.057

4. AÑO 2010: Importación de DIÉSEL OIL Y PREMIUM, Convenio con PDVSA de Venezuela, ENAP de Chile y ANCAP de Uruguay: USD 1.875.387.451

5. AÑO 2011: Importación de DIÉSEL OIL Y PREMIUM, Convenio con PDVSA de Venezuela, ENAP de Chile y ANCAP de Uruguay: USD 1.974.074.888

6. AÑO 2012: Importación de DIÉSEL OIL Y PREMIUM, Convenio con PDVSA de Venezuela: USD 2.317.514.541

7. AÑO 2013: Importación de DIÉSEL OIL Y PREMIUM: USD 2.745.680.114

8. AÑO 2014: Importación de DIÉSEL OIL Y PREMIUM: USD 2.989.485.132

9. AÑO 2015: Importación de DIÉSEL OIL Y PREMIUM: USD 1.890.833.525

10. AÑO 2016: Importación de DIÉSEL OIL Y PREMIUM: USD 1.048.324.924

11. AÑO 2017: Importación de DIÉSEL OIL Y PREMIUM: USD 1.233.664.203

12. Enero-Junio 2018: Importación de DIÉSEL OIL Y PREMIUM: USD 833.326.021

EN RESUMEN:

AÑO 2007: USD 1.082.695.097
AÑO 2008: USD 1.405.651.599
AÑO 2009: USD 1.089.612.057
AÑO 2010: USD 1.875.387.451
AÑO 2011: USD 1.974.074.888
AÑO 2012: USD 2.317.514.541
AÑO 2013: USD 2.745.680.114
AÑO 2014: USD 2.989.485.132
AÑO 2015: USD 1.890.833.525
AÑO 2016: USD 1.048.324.924
AÑO 2017: USD 1.233.664.203
AÑO 2018: USD 833.326.021

TOTAL: USD 20.486.249.552

NOTA 1: Un pingüe negocio en beneficio de los importadores del diésel.

NOTA 2: Un desangre a la economía petrolera en la importación del diésel, y similares cifras se han destinado a la importación de naftas de alto octano (gasolinas) y un poco menos en GLP (gas de uso doméstico).

¿A quién benefició este negocio multimillonario en la importación del diésel, al que debe agregarse la importación de naftas y GLP, a más de los lubricantes, fertilizantes y productos sintéticos? Por supuesto, a los importadores de estos productos.

A parte de estos hechos, hay que agregar otros problemas estructurales en el mal manejo de la industria petrolera del país: altos costos de producción del barril del petróleo, la mezcla total de los crudos a pesar de que el país tiene dos oleoductos para separar la calidad de los crudos, el alto castigo en el precio de exportación del crudo, la venta del petróleo a dedo a China y a Tailandia y la aceptación de altas de interés en la preventa del hidrocarburo a dichos país. A esto hay que añadir la cononificación de pozos petroleros (inundación de agua) por sobre explotación petrolera.

A parte de estos hechos, hay que añadir el préstamo de USD 1.000 millones a la empresa Noble Américas y el compromiso de la compra de combustibles a dicha empresa, a la que se entregó bonos del Estado y se cedió garantías soberanas.

Un tercer problema. La entrega del campo Auca a la empresa Schlumberger por USD 4.900 millones, la misma que entregó un anticipo de USD 1.000 millones a la Petroamazonas, pero esta empresa no invirtió ese crédito en la explotación petrolera sino que lo trasfirió al Ministerio de Finanzas, con lo cual se produjo un desvío de fondos.

II. RESPECTO A LA CONSTRUCCIÓN DE OBRAS MAL HECHAS Y CON SOBREPRECIOS, LAS SIGUIENTES:

a) Fallida repotenciación de la Refinería de Esmeraldas: USD 2.200 millones, más otros gastos por lucro cesante y daño emergente por determinar.

b) Fallido proyecto de la Refinería del Pacífico (plata al agua): USD 1.500 millones, más otros gastos por lucro cesante y daño emergente por determinar.

c) Obras mal hechas y con sobreprecios: Terminal de almacenamiento de combustibles de Monteverde, planta de Bajo Alto y poliducto Pascuales Cuenca: USD 1.500 millones aproximadamente, más otros gastos por lucro cesante y daño emergente por determinar.

III. SUBSIDIOS A LOS COMBUSTIBLES

Según el doctor Luis Alberto Aráuz, experto en legislación petrolera, en el período 2010-2014 se produjo un subsidio de USD 14.791 millones.

Según Alberto Acosta. En el año 2010, el subsidio de los combustibles en ese año fue USD 3.700 millones (Revista Tendencia, año 2011).

En el año 2012, el monto de los subsidios de los combustibles fue de USD 5.015 millones y para el año 2013 se calculó en USD 6.603 millones (Diario El Comercio, 15 de julio de 2013).

“El 20% de la población más rica consume el 50% de los combustibles, mientras que el 20% de la población más pobre consume el 7% de los combustibles. En el 2008, el monto de los combustibles fue de USD 4.522 millones (Diario Hoy, 30 de diciembre de 2010).

Falta por determinar el monto del subsidio de los combustibles del período: 15 de enero de 2007 al 24 de mayo del 2017, correspondiente al período del gobierno de Correa.

IV contrabando de los combustibles

Según Alberto Acosta. El monto del contrabando anual se calcula en USD 800 millones (Revista Tendencia, año 2011).

Falta por determinar el monto del contrabando de los combustibles del período: 15 de enero de 2007 al 24 de mayo del 2017, correspondiente al período del gobierno de Correa.

En síntesis, esto es lo que nos dejó como herencia el gobierno de Correa en la década saqueada.

CONCLUSIÓN: CON LOS DATOS DESCRITOS, SE COMPRUEBA LA TESIS DEL ING. FERNANDO REYES CISNEROS, DE QUE LOS SECTORES SOCIALES POBRES Y LA CLASE MEDIA COMPENSAN ECONÓMICAMENTE LA INEFICIENCIA DE LOS GOBIERNOS DE TRUNO EN EL MANEJO DE LOS HIDROCARBUROS, ASÍ COMO EL ROBO DEL DINERO QUE SE PRODUCE EN EL MANEJO DE ESTA ACTIVIDAD.

Estos datos y otros los puede encontrar en el libro de mi autoría que se titula: Ecuador, la subasta del petróleo, publicado en julio de 2016).

1 Chile y Uruguay no son países de extracción hidrocarburífera, sin embargo importamos sus derivados de las empresas de esos país; ¡¡es una vergüenza!!.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.