Actualidad

Fiscalía sustentará su apelación a la sentencia en el caso ‘Neonatos’

Dentro de las investigaciones se corroboró la presencia de la bacteria serratia marcescens, que causó la muerte de varios niños, en los ductos de agua.

GUAYAQUIL. La Segunda Sala de lo Penal de la Corte Provincial de Justicia del Guayas, convocó para mañana, a las 15:00, a una audiencia para que la Fiscalía sustente los recursos de nulidad y apelación a la sentencia, en la que se absolvió a dos procesados en el caso ‘Neonatos’.

Hace cuatro meses se dio la notificación de declaratoria de inocencia de Aracelly Parrales y Ricardo Alcívar,  exdirectora y exjefe de Neonatología del hospital Francisco de Ycaza Bustamante, respectivamente. Ambos fueron procesados por el fallecimiento de los 11 infantes en febrero de 2011, en el pediátrico guayaquileño.

La fiscal Margarita Neira, de la Unidad de Delitos Contra las Personas, señaló que dichos recursos fueron presentados el pasado 12 de mayo, el mismo día en que fue notificado el fallo por parte del Décimo Tribunal de Garantías Penales del Guayas. En la sentencia fueron absueltos Patricia P.C. y Ricardo A.Z., ex directora y ex jefe del área de Neonatología del Hospital de Niños Francisco de Icaza Bustamante, respectivamente.

El caso ‘Neonatos’ surgió tras el fallecimiento de 11 infantes ocurrido en febrero del 2011.  Tres de ellos murieron  por la contaminación  de la bacteria serratia marcescens. Las investigaciones  determinaron que este microorganismo estaba en los grifos de agua y en las áreas de Neonatología.

La serratia marcescens es una bacteria intrahospitalaria o de ambiente, que generalmente ataca al organismo de pacientes que poseen una inmunidad baja o casi nula, especialmente en niños recién nacidos o prematuros. Aquello ocurrió en esta casa de salud y quedó demostrado con los peritajes efectuados.

Tanto Patricia P.C. como Ricardo A.Z. son investigados por el delito de homicidio inintencional, penado con 3 meses a 2 años de prisión, según el artículo 459 del Código Penal, debido a que eran los responsables de la administración de esa área y de evitar la transmisión de algún tipo de infección. (FISCALIA/La Nación)