Actualidad

Fiscalía ordenó la suspensión de rescate en la vía Alóag – Santo Domingo

Los cinco cuerpos, que todavía no son localizados seis días después del desastre en la zona, se sumarían a los seis hallados entre el fin de semana.

QUITO. Ayer los Agentes del Grupo de Operaciones Especial confirmaron que los cuerpos de las cinco víctimas todavía no so encontrado entre el lodo y pedazos de rocas que se acumularon tras el deslave que se produjo el pasado jueves en la vía Alóag-Santo Domingo, en el occidente de Ecuador, pertenecientes a las familia Aguilera.

Solo encontraron restos humanos que fueron enviados a la Unidad de Criminalística para una pericia legal que determinará, mediante exámenes de ADN, se trata de Jorge Aguilera, de 55 años, y de su esposa Ana Aurora Flores de 50 años, con sus dos nietas de menos de 8 años. Además del conductor.

Aguilera Saldaña, quien era director de Obras Publica en Lago Agrio, salieron desde Sucumbíos con destino a Esmeraldas. Según un comunicado, el vehículo habría pasado por una zona en la que se produjeron tres deslizamientos de la ladera en el momento en que ocurrió uno de ellos.

Los efectivos de rescate, tuvieron que trabajar con un perro entrenado en la búsqueda de cadáveres, rastreando en un área de dos kilómetros cuadrados y tuvieron que descender 400 metros por una quebrada para localizar los restos de dicha familia.

En la zona del desastre el operativo de búsqueda está previsto que concluya a las 14:00 de ayer, para reanudar los trabajos de limpieza de la vía, pero la Fiscalía ordenó la suspensión definitiva de la búsqueda de cinco personas, luego de constatar que tras la lluvia que cayó toda la noche del martes y la madrugada de ayer en el sector, existía un alto riesgo de nuevos deslizamientos lo que pondría en peligro la vida de los trabajadores, técnicos y de los policías que custodian el lugar.

El ingeniero civil, Pablo Montalvo, resaltó que en esta vía existen varias fallas geológicas, que provocan que el material se deslice y haya que rellenar.

Mientras que el ministro Coordinador de Seguridad, César Navas, visitó la zona de deslaves y quedó impresionado con el panorama del lugar y resaltó que lo más importante es evacuar a la población que está en “riesgo inminente”.

Navas, indicó que se han realizado monitoreos “sobre lo sensible del área” por la falla geológica que presenta la cordillera constantemente. “Me quedé impactado”, expresó el ministro luego de un sobrevuelo por la zona. (DO/La Nación)