Actualidad

Fiscalía General del Estado inauguró capacitación sobre trasplante de órganos

La Ley Orgánica de Donación y Trasplantes señala que todos los ecuatorianos mayores de 18 años son donantes de órganos y tejidos, al menos que expresen lo contrario.

GUAYAQUIL. Para muchos pacientes crónicos o terminales, los trasplantes de órganos, aunque son complejos y costosos, son la única alternativa de vida. Este proceso, en cualquier parte del mundo, implica la participación de decenas de personas que contribuyen a lograr el bienestar de quienes lo necesita, brindándole a la persona un mejor estilo de vida, que no solo se pueda curar de diversas enfermedades, sino también tener la oportunidad de reincorporarse de manera normal a sus actividades cotidianas, laborales y personales.

Por estas razones, la Fiscalía General del Estado, esta mañana dio comienzo al proceso de capacitación sobre el trasplante de órganos, en coordinación con el Ministerio de Salud Pública, proceso por el cual se va a poder facilitar desde el punto de vista de la Fiscalía protocolos que hagan mucho más eficaz dicho sistema.

El fiscal General del Estado, Galo Chiriboga Zambrano, mencionó que el proceso se da cuando llega a ocurrir una muerte violenta y a su vez, hay una certificación médica de que esa persona ha dejado de existir por un paro de su funcionamiento cerebral, “esto puede ser un hecho difícil de aceptar, pero se debe recordar que en nuestro país todos somos donantes”, indicó Chiriboga, quien además manifestó que el dolor por la muerte de un ser querido, puede transformarse en una esperanza de vida para otra persona.

Este proceso se da en un esfuerzo interinstitucional entre la Fiscalía General del Estado y el Instituto Nacional de Donación y Trasplante de Órganos y Tejidos (INDOT) del Ministerio de Salud, para que de esa manera se pueda hacer mucho más eficiente el sistema en perspectiva de una mejor vida para la persona que lo necesita.

“No diría que con esto vamos a mejorar significativamente el proceso de donación, pero sin duda va a ayudar y va a generar toda una cultura institucional en donde la fiscalía antes no tenía ninguna participación y creemos que debe ser una participación importante para este proceso”, señaló el Fiscal del Estado.

Para el próximo año se estima que se pueda evaluar los resultados, la base será una línea de donaciones que a partir de hoy podrá servir para ver si se puede o no aspirar a mejoras del proceso, “tanto en términos, como en condiciones de tiempo, en condiciones de calidad y sobre todo en condiciones de transparencia, para que de esta manera la donación de estos órganos llegue a obedecer a protocolos”, expresó.

El protocolo, según Chiriboga, consiste básicamente en ciertas disposiciones administrativas, donde los fiscales se informan de la muerte violenta de una persona, de ello hay un informe médico que dice que esa muerte podría tener la potencialidad de donar determinados órganos, “la información médica certifica que esos órganos pueden transferirse a otro ciudadano y con esta información se contacta con los familiares y se pide su autorización. Si es que esas personas no se oponen a la transferencia, el protocolo opera ya con el Ministerio de Salud”, finalizó el Fiscal.

“El 80% de los trasplantes tienen resultados positivos”, señala el nefrólogo Julio Moscoso Tobar, quien, al igual que José Camino Andrade, trasplantado, coincide en que en el país aún no hay la cultura de la donación. Los dos creen en la necesidad de impulsar una campaña adecuada de educación para conseguir más donantes.

Según cifras del INDOT se indica que en 2014 en Ecuador se realizaron 289 trasplantes de órganos, tejidos y células. De ellos, 23 fueron hepáticos con donante cadavérico y dos con donante vivo; 82 renales con donante cadavérico y 21 con donante vivo. También se llevaron a cabo 128 trasplantes de córneas y 33 trasplantes de médula ósea. (VCV/La Nación)