Opinión

FISCALÍA FORMULARÁ CARGOS EN CONTRA DE FERNANDO ALVARADO ESPINEL.

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil
antonioxaguirre@gmail.com

La tortuga judicial se demoró tres años con tres meses en instalar una audiencia para recién formular cargos al exsecretario de Comunicación del Correísmo, Fernando Alvarado Espinel, bautizado por su exjefe, el innombrable prófugo de la justicia como CABEZA DE ZAPATO.

Este es uno de los personajes más siniestros de los Gobiernos del Mashy Correa, tuvo la audacia que dos meses después de que le iniciara la instrucción fiscal por peculado, él mismo por su cuenta y riesgo se retiró el grillete electrónico del tobillo y fugó a Venezuela para hacerle compañía a su hermano Vinicio, que se encuentra sentenciado a ocho años de cárcel por el CASO ARROZ VERDE que también se lo conoce como: CASO SOBORNOS 2012 – 2016

Antes de fugarse del país tuvo la insolente osadía de enviar a las autoridades un mensaje de texto agradeciendo a los funcionarios que en esa época estaban a cargo del Ministerio de Justicia.

Así es como todavía funciona la justicia en nuestra Patria Altiva y Soberana, pero lo que causa más asombro es que en el transcurso de los años las transformaciones y la seguridad jurídica siguen retrocediendo o se mantienen estáticas por habilidad o continuismo de la burocracia enquistada en la Administración Pública, que por lo general casi siempre actúan en favor de la corrupción y la delincuencia.
La esperanza es lo último que se pierde y el actual presidente ofreció combatirlas, pero todavía sigue dando pasos en falso, mientras que al país se les están agotando la esperanza y no se diga la paciencia.