Internacional

Fiscalía cierra caso de supuesto fraude electoral de 2019 en Bolivia tras informe pericial de España

LA PAZ. Una pericia internacional encargada a la Universidad de Salamanca, España, por la Fiscalía de Bolivia concluyó que no hubo manipulación de resultados en los comicios presidenciales de octubre de 2019, por lo que se determinó cerrar el caso denominado fraude electoral que desembocó en conflictos sociales y la renuncia de Evo Morales a la presidencia.

“En estricta observancia de los principios de objetividad e imparcialidad que rigen la función fiscal emitió el requerimiento conclusivo de sobreseimiento al determinar que el hecho investigado no constituye delito conforme dispone el artículo 323 inciso 3 del código de procedimiento penal, que ha sido puesta en conocimiento de la autoridad jurisdiccional hace unos momentos”, declaró en conferencia de prensa el fiscal general del Estado, Juan Lanchipa.

La Fiscalía General del Estado pidió a la Universidad de Salamanca un análisis pericial del proceso electoral de 2019, tras denuncias de presunto delito de fraude promovido por el partido de Evo Morales, el Movimiento Al Socialismo (MAS), lo que generó conflictos sociales y políticos en Bolivia.

Lanchipa dio lectura de los resultados de unos expertos avalados por la Universidad de Salamanca y sostuvo que se evidenciaron deficiencias e incidencias, pero no alteraciones que puedan implicar delitos.

El fiscal consideró que la pericia fue elaborada por un equipo de primer nivel compuesto por expertos internacionales, con una amplia experiencia respaldada por prestigiosas universidades extranjeras que solventan su trabajo, otorgando certeza al contenido del informe.

El documento consigna análisis sobre el sistema informático que operó en las elecciones generales del 20 de octubre de 2019, el sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) y el cómputo final.

“El análisis pericial del proceso electoral ha determinado que se produjeron varias negligencias por parte de la empresa Neotec, encargada del sistema TREP. Sin embargo, no se ha demostrado la existencia de manipulación en los datos, ya que no existen diferencias significativas entre todas las bases de datos utilizadas durante el proceso electoral”, señala una de las conclusiones.

A las 19:40 hora local del domingo 20 de octubre de 2019, horas después del cierre de la votación, el TREP fue paralizado por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), cuando los resultados del conteo rápido señalaban una victoria parcial del MAS con el 45,8 por ciento de los votos, seguido de Comunidad Ciudadana (CC), con el 38,1 por ciento.

Frenado intempestivamente al 83,7 por ciento, el TREP motivó inmediatamente el reclamo de la misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), que exigió explicaciones sobre el incidente al TSE. Carlos Mesa, entonces candidato de CC, también cuestionó el percance.

El incidente fue el motivo principal de las protestas de la oposición del MAS para cuestionar las elecciones y considerar que hubo “un monumental fraude”, como luego consideró Mesa.

Las elecciones generales de 2019 fueron anuladas por las sospechas de fraude en beneficio del entonces candidato Evo Morales, quien ante las protestas en todo el país renunció a la presidencia y se refugió en México y posteriormente en Argentina.

En noviembre de ese año, la OEA entregó su informe sobre el proceso electoral, en el que advirtió que hubo “manipulación dolosa”.
Posteriormente, en junio de 2020, el nuevo Tribunal Supremo Electoral presentó una querella ante el Ministerio Público por supuestos delitos como “alteraciones” de los resultados comiciales suscitados el 20 de octubre de 2019.

 

 

TEXTO, FOTO Y VIDEO: Xinhua

Bienvenido a la plataforma de servicios Xinhua (xinhua-news.com)