Deportes

Figueredo llegó a Uruguay en un «estado de salud delicado», dice su abogada

La letrada comentó que la audiencia de hoy va a depender del estado de salud en el que llegue Figueredo y de cómo maneje la situación el fiscal.

MONTEVIDEO. El ex vicepresidente de la FIFA Eugenio Figueredo, fue trasladado a Uruguay para declarar ante la Justicia por supuestos delitos de estafa y lavado de dinero al frente de la Conmebol, llegará a Montevideo en un «estado de salud delicado», dijo este jueves a Efe su abogada, Karen Pintos.

«Viene en un estado de salud delicado, y no hay que olvidar su edad, 83 años, y que llega tras un viaje de muchas horas», manifestó la letrada a las puertas del juzgado de Crimen Organizado de la capital uruguaya, en donde se espera que hoy llegue Figueredo para declarar ante la jueza Adriana de los Santos y el fiscal Juan Gómez.

«Sus problemas de salud están certificados y van a ser valorados por un médico forense, pero prefiero no manejarlos públicamente por respeto a su familia», indicó la abogada, quien recalcó que antes de su privación de libertad «ya padecía un cúmulo de enfermedades».

En base a todo ello, Pintos afirmó que pedirá la prisión domiciliaria para su defendido.

El llamado caso Conmebol indaga una denuncia interpuesta a finales de 2013 por varios equipos de fútbol de Uruguay y por la Mutual de Futbolistas del país, que acusaban de la existencia en ese organismo de una «organización criminal» que se apropiaba de dinero que tendría que ir a parar a clubes, a jugadores y a la propia organización.

Entre los involucrados está el uruguayo Figueredo, ex vicepresidente de la FIFA (2014-2015) y de la Conmebol (1993-2013), así como expresidente de la misma entidad (2013 y 2014).

La Justicia de Estados Unidos abrió en mayo una investigación por fraude masivo y blanqueo de dinero contra altos cargos de la FIFA, entre ellos Figueredo, detenido en Suiza desde entonces.

La Justicia uruguaya pidió la extradición de Figueredo el 2 de octubre y el pasado 18 de diciembre se conoció que las autoridades suizas la concedieron para que sea juzgado en Uruguay. (Efe/ La Nación)