Economía

Fiat Chrysler espera acuerdo Brasil-Comunidad Andina para expansión en región

De acuerdo con el ejecutivo, la falta de acuerdos bilaterales con los países andinos torna difícil el intercambio.

SAO PAULO. La multinacional automotriz Fiat Chrysler Automobile (FCA) espera la consolidación de un acuerdo entre Brasil y la Comunidad Andina para poder fortalecer la expansión de la compañía en la región, afirmó el presidente del grupo para América Latina, Cledorvino Belini.

“Estamos esperando un acuerdo entre Brasil y el Pacto Andino. Sin eso no podemos instalarnos ahí y ser competitivos frente a otras compañías de México o Estados Unidos. Por ahora nuestra presencia es poca en la región por el asunto de impuestos y precios”, dijo Belini

En la actualidad, la FCA, nacida de la fusión este año entre la italiana Fiat y la estadounidense Chrysler, y que reúne 16 marcas, entre ellas Ferrari, Dodge y Jeep, tiene en Suramérica plantas en Brasil, Argentina y Venezuela, y para 2015 inaugurará una fábrica en Brasil de la marca Jeep.

La Comunidad Andina (antiguo Pacto Andino) está integrada por Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú y desde comienzos de este siglo comenzó su aproximación formal con el Mercosur, bloque integrado por Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay y Venezuela.

Ese acercamiento entre el Mercosur y la Comunidad Andina, comentó a Efe un ejecutivo de la FCA, puede “acelerar un acuerdo entre Brasil y los países andinos” y, según la fuente, las negociaciones “deberán comenzar con el sector automotor”.

En la presentación del balance corporativo de 2014, Belini anunció que en 2015 Fiat lanzará cuatro nuevos modelos en Brasil, mientras que Jeep, que comenzará en abril su producción local en la planta de construye en el nororiental estado de Pernambuco, llegará al mercado con el nuevo Renegade.

La planta de Pernambuco, que comenzará con un índice de nacionalización de los componentes de fabricación del 70 %, recibió inversiones por un valor de 7.000 millones de reales (unos 2.603 millones de dólares) y tendrá una capacidad de producción de 250.000 vehículos al año.

El lanzamiento de la producción local de Jeep comenzará con 43 concesionarias y para final de 2015 ese número deberá aumentar a 200, según Belini.

En cuanto a la producción del blindado Guaraní, vehículo de defensa desarrollado en conjunto por ingenieros del Ejército brasileño y de Iveco, una subsidiaria de Fiat, Belini indicó que el proyecto ya alcanzó las cien unidades.

“Estamos a pleno vapor con este proyecto”, comentó Belini, quien descartó la internacionalización del nuevo modelo blindado en esta primera fase. “Por ahora es solo para atender el pedido del Ejército brasileño”, subrayó.

Fiat terminó 2014, por decimotercer año consecutivo, como la marca líder en el mercado brasileño, con una participación del 21,3 %, frente al 17,5 % de la estadounidense General Motors (GM).

Sin embargo, el sector fue impactado este año con el Mundial de Fútbol, que redujo los días de producción por causa de los partidos, y por las elecciones que se disputaron en octubre y alteraron “los índices de confianza” de los inversores, apuntó Belini.

A pesar de ese panorama, Belini apuesta por las “oportunidades” que ofrece el mercado brasileño en los próximo veinte años, con un crecimiento de su “motorización” que apunta a una tasa al final de ese período de 2,4 vehículos por habitante frente a los actuales 5,1 vehículos por habitante. (Efe/La Nación)