Deportes

Federación Ecuatoriana pide “ponderación” a fiscales en el “FIFAGate”

El pasado lunes, representantes de las fiscalías reunidos en Guayaquil informaron de que buscaban crear grupos de trabajo para esclarecer el caso conocido como “FIFAGate”, sobre supuesta corrupción en el fútbol.

QUITO. La Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) pidió a los fiscales de varios países que investigan los supuestos casos de corrupción en el llamado FIFAGate, “ponderación” en sus comentarios y rechazó el término “organizaciones criminales” usado por los agentes públicos.

En un comunicado difundido a través de internet, la FEF se refirió a unas declaraciones emitidas durante un encuentro de fiscales de Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador, Paraguay y Perú, en Guayaquil, sobre el caso de corrupción que ha salpicado a altos cargos del fútbol del continente y del mundo.

En el texto, la FEF señala que en ese encuentro “se ha vertido de manera generalizada la imputación a las federaciones de fútbol, como que han dejado de ser organizaciones deportivas para convertirse en ‘organizaciones criminales’, involucrando injustamente a la Federación Ecuatoriana de Fútbol, la cual no acepta tal aseveración”.

“La FEF recibe ingresos económicos de manera lícita y provienen sustancialmente de auspiciantes de reconocida trayectoria pública y elevada solvencia moral, así como aportaciones totalmente legítimas de la Conmebol y la FIFA, que ingresan a su cuenta por transferencias bancarias que son automáticamente analizadas por agentes de lavado de activos de las respectivas instituciones” financieras, añade el comunicado.

Asimismo, señala que la FEF recibe ingresos por “la venta de boletos de los partidos que realiza en el marco de las eliminatorias de los campeonatos mundiales, así como de los partidos amistosos que pacta”.

Por ello, sostiene, que “no se puede afirmar que la Federación, al igual que las otras de Sudamérica, se ha convertido en una organización criminal, cuando en las investigaciones que se están realizando, son relativas a personas naturales y no al ente jurídico”.

“Por lo tanto, el órgano rector del fútbol ecuatoriano no está de acuerdo con las imputaciones en referencia y demanda mayor ponderación en el manejo de este tema, de tal forma de no lesionar los intereses institucionales”, concluye el escrito de la FEF.

El pasado lunes, representantes de las fiscalías reunidos en Guayaquil informaron de que buscaban crear grupos de trabajo para esclarecer el caso conocido como “FIFAGate”, sobre supuesta corrupción en el fútbol.

Así lo manifestó el fiscal general de Ecuador, Galo Chiriboga, anfitrión de la cita en la que, según dijo, se ha dado un intercambio de información relevante.

Chiriboga señaló que la creación de esos grupos especializados de trabajo permitirá avanzar de mejor manera en las indagaciones y dijo, como ejemplo, que en la reunión de Guayaquil se ha comentado sobre ciertas empresas que con distintas fachadas han operado en los países de la región y que tendrían relación con el caso.

Asimismo, dijo que Bolivia presentó en la cita información sobre la sentencia emitida contra un alto cargo de la Federación de Fútbol de ese país, condenado a tres años de prisión, en un proceso en el que hay otros cinco imputados con cargos de organización criminal y legitimación irregular de ganancias.

Sobre el proceso en Ecuador, Chiriboga recordó que se investigan dos temas en torno al caso “FIFAGate”, el uno relacionado con supuesto lavado de activos y el otro por presuntas irregularidades en los contratos de derechos televisivos.

Por este caso se encuentra detenido, con arresto domiciliario y por fines investigativos, Luis Chiriboga, presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), quien fue suspendido por el directorio de ese organismo mientras dure el proceso.

Además está imputado el secretario de la FEF, Francisco Acosta, también con arresto domiciliario, y el jefe de logística de la Federación, Vinicio Luna, detenido en una cárcel de la capital ecuatoriana. (Efe/ La Nación)