Ciencia

Farmacias fabrican remedios pediátricos debido a la escasez

 

 

“Como no tienen los preservativos químicos que utiliza la industria, al pasar una semana pierden el efecto. Por ello, elaboramos solo las dosis que indica el médico en el récipe”.

VENEZUELA. “Los médicos han optado por mandar a preparar las suspensiones para niños, especialmente antibióticos, antiparasitarios, antieméticos y antihipertensivos que ya no se producen en el país”.

Carrasquel explicó que al menos la mitad de los 80 laboratorios nacionales y transnacionales que operan en el país, redujeron su producción este año debido al retraso en la aprobación de divisas para pagar a los proveedores.

“Hemos tenido que volver a la época de las boticas. En la zona norte hay tres farmacias que cuentan con los equipos para preparar fórmulas magistrales: la Venezuela y la Ortopédica en Barcelona, y la Saas de Puerto La Cruz”.

Damelis Arismendi, encargada de la farmacia Venezuela, en el bulevar 5 de Julio de Barcelona, señaló que al día preparan entre 15 y 20 fórmulas pediátricas de antibióticos y antiparasitarios, y aunque su costo es similar al de las pastillas (base del medicamento), tiene la limitante de que sólo cumple su efecto por siete días.

“Como no tienen los preservativos químicos que utiliza la industria, al pasar una semana pierden el efecto. Por ello, elaboramos solo las dosis que indica el médico en el récipe”.

Al igual que la directiva de Fefarven, Arismendi dijo que usarán todos los recursos a su alcance, pero “no sabemos que pasará cuando se agoten los inventarios por completo y no haya otra forma de paliar la escasez”.

Algunos de los medicamentos que ya no se consigue, además de los pediátricos, son las vitaminas, anticonceptivos, soluciones parenterales (fisiológica, ringerlatato), ativertiginosos y productos para nebulizar. “En ocasiones llegan uno o dos unidades que se venden al primer paciente que lo requiera”, dijo Carrasquel.

Hora cero

Cerca de 80% del personal de laboratorios como Pfizer, Elmor, MDS, Lill, Grupo Calier Farmaceútico, Zuosfarma y Gynopharm, entre otros, fue cesanteado. Así lo aseguró un grupo de extrabajadores que prefirió mantener sus nombres en reserva, alegando un acuerdo de confiabilidad.

Aunque la mayoría de estas empresas se mantienen activas, operan al mínimo de su capacidad. Pfizer liquidó a 200 empleados (visitadores médicos) y Gynopharm despidió 40 sólo de la línea de salud. Mientras que otras como Zuosfarma y Servier cerraron y Calier dio vacaciones colectivas hasta el 15 de enero de 2016.

“Este año el gobierno no ha liquidado las divisas que requiere la industria farmacéutica. Han hecho esfuerzos para no irse, pero a estas alturas resulta imposible garantizar el pago de la nómina”, dijo uno de los despedidos el mes de julio de Gynopharm. (LA PATILLA.COM)