Actualidad

Falta más de un año para los comicios del 2025 y ya ‘suenan’ nombres de algunos precandidatos a la Presidencia de la República

No habían pasado ni 24 horas desde que el Consejo Nacional Electoral (CNE) anunció a Daniel Noboa Azín como mandatario electo, el 15 de octubre del 2023, y ya surgía el primer precandidato para los comicios presidenciales del 2025. Era Carlos Rabascall, exaspirante a la Vicepresidencia por el correísmo en el 2021.

Rabascall dijo que estaba conversando con distintas organizaciones políticas y sociales a efectos de crear una concertación, y que por eso ya estaba promocionándose.

No se estaba apresurando, aclaró. “El proceso electoral del 2025 está a la vuelta de la esquina y hay que generar la construcción de un debate con base en ejes de seguridad, reactivación productiva con trabajo, dinamización de la economía de los territorios, salud pública, educación, seguridad social y una profunda reforma política institucional. Daniel Noboa debe trabajar en lo urgente, y en el 2025 tiene que entrar un gobierno a consolidar la solución de todos esos problemas estructurales…”.

Y en las siguientes semanas ya se empezaron a barajar más nombres, empezando por el del mismo presidente Noboa, que en la gira internacional que realizó en el exterior antes de su posesión oficial ya les dijo a los representantes de los organismos internacionales que su plan era reelegirse en el 2025.

Y por ello, incluso, quiere que su movimiento, Acción Democrática Nacional (ADN), tenga personería jurídica. Él llegó al poder por una alianza que lleva ese nombre, pero está conformada por los movimientos PID y Mover.

De sus contendores de los comicios anticipados del 2023 al menos dos lo volverían a intentar: Luisa González, de Revolución Ciudadana; y Jan Topic, por el Partido Social Cristiano (PSC).

González, que se disputó la segunda vuelta con Noboa, sería la opción del correísmo, según lo dijo la legisladora Pierina Correa, hermana del expresidente Rafael Correa, en una entrevista con un espacio digital.

González es, actualmente, presidenta del movimiento, en reemplazo de Marcela Aguiñaga, prefecta del Guayas, que renunció al cargo luego de la segunda vuelta.

Y también Aguiñaga, que aparentemente está alejada de la RC, ‘suena’ como presidenciable o vice presidenciable. En las últimas semanas, la prefecta ha estado apoyando, al menos en el discurso, las decisiones de Noboa y ha hecho apariciones públicas con él y sus familiares.

En tanto, aunque no está afiliado y ha dicho que está alejado de la política, Topic ha participado activamente en eventos del PSC, como la graduación de 200 chicos de su escuela de liderazgo, el pasado 2 de diciembre. Ahí agradeció a la dirigencia del partido, encabezada por Jaime Nebot, “por haberlo acogido”.

Además ha defendido en redes sociales el acuerdo legislativo con ADN y RC.

Pero fuentes del partido no descartan que Henry Kronfle sea considerado para la candidatura si hace una buena gestión en la Asamblea Nacional.

Pero por ahora “el PSC no tiene candidato, se elegirá en su momento en primarias”, indicó un alto dirigente.

Allegados a otro candidato del 2023, Otto Sonnenholzer, de la alianza Actuemos, esperan que se postule nuevamente, pero él le dijo a EL UNIVERSO que “no ha decidido nada al respecto” y que ha retornado a su trabajo, “estoy tranquilo con eso”.

El partido Creando Oportunidades (CREO), fundado por el expresidente Guillermo Lasso, tendría en el exministro de Gobierno, Henry Cucalón, a su principal carta presidencial.

Cucalón expresó que él seguirá en el camino de servicio al país, que ha regresado a la docencia, pero que también está asesorando a Lasso en temas puntuales. La candidatura no se ha descartado, pero afirmó que todavía es muy pronto para hablar de eso.

Aunque también se ha mencionado con alternativa electoral a Esteban Bernal, quien es el presidente nacional de la agrupación política, que en el 2024 piensa fortalecer sus estructuras.

Desde el movimiento indígena, en tanto, se habla de Leonidas Iza, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie).

Otras opciones serían el actual coordinador de Pachakutik y excandidato a la Prefectura de Pichincha, Guillermo Churuchumbi, y el exalcalde de Quito, Jorge Yunda.

Mientras que en la Unidad Popular hay ya tres nombres: Geovanni Atarihuana, Mery Zamora y Sebastián Cevallos. La próxima convención nacional de la agrupación será en abril.

La corriente política que se generó con la figura del exlegisladora y excandidato presidencial Fernando Villavicencio, asesinado por sicarios el pasado 9 de agosto, estaría representada por Andrea González Nader, que fue su compañera en el binomio.

Ella formaba parte de una facción del movimiento civil Gente Buena, que se había autodenominado como “villavicencistas”. Pero hace pocas semanas anunció que se separaba de este grupo para armar otro que se llamará Fuerza Valiente y que tiene las siglas FV, alusivas a Fernando Villavicenci.

En una entrevista reciente con este Diario, la activista señaló que hay un 75 % de posibilidades de que se postule para la presidencia.

En tanto que el otro grupo de Gente Buena también tiene su ‘carta’; se trata del capitán de la Armada en servicio pasivo Edwin Ortega. Esta facción hizo un pre acuerdo con Sociedad Patriótica hace algunos meses pero este no se ha terminado de efectivizar por lo que sus dirigentes han dicho que están abiertos a otras opciones.

Otras tres figuras políticas que podrían animarse a ser candidatos son la parlamentaria andina Cristina Reyes, la fiscal general Diana Salazar, y el exlegislador y exministro de Gobierno Francisco Jiménez.

Las dos primeras no tienen partido, pero sí seguidores, y el otro anunció meses atrás que crearía una agrupación llamada Acción (Movimiento Acción Ciudadana Organizada Nacional).

El analista político Juan Rivadeneira no cree que sea muy pronto para hablar de precandidaturas presidenciales. Al contrario, “quizás para algunos, por reconocimiento de nombre, podría ser tarde ya que solo tendrían pocos meses para lograr que la candidatura se concrete y se perciba como viable. Ahora, por el periodo corto del presidente Noboa, esperarán pocos meses para arrancar de frente. Ahí también, pienso yo, la mayoría en la Asamblea Nacional se complicará más”.

Entonces, a los precandidatos les conviene ya saltar a la cancha por varias razones. “Primero, para que puedan convencer a quienes puedan apoyarlos para que cuaje la candidatura. Segundo, para que los electores los comiencen a ver. Tercero, para que algún vehículo electoral pueda ser utilizado. Cuatro, para quienes tienen menos reconocimiento de nombre, vale arrancar rápido”.

En tanto que el encuestador Francis Romero, de la empresa Click Research, piensa que hasta el 2025 pueden pasar muchas cosas en la política ecuatoriana.

“Yo creo que sí es muy apresurado hablar ya de candidaturas. El actual Gobierno recién se está formando. Pienso que febrero ya es un mes para evaluar a los próximos candidatos. La mayoría de la gente todavía tiene esperanza en Noboa, y ver qué hace, si funciona”.

Los nombres que ya se oyen son solo eso: nombres. Que lleguen a ser candidatos dependerá de la buena o mala gestión de Noboa y lo que pase en los primeros meses. Hay muchos que quieren posicionarse como candidatos, pero hoy la gente no está pensando en la próxima elección sino en llegar a fines de diciembre, que es un mes muy duro por todos los gastos que hay que hacer en las festividades, agregó.

Las elecciones generales se realizarían en febrero del 2025, por lo cual el periodo electoral debería declararse en febrero del 2024, según lo indica el Código de la Democracia; la convocatoria a elecciones debe realizarse seis meses antes, o sea en septiembre del 2024.

Fuente:  Radio Huancavilca