Economía

Falta de semilla, baja producción e inseguridad, contribuyen al aumento de precio de la papa

La necesidad de una planificación en la producción agropecuaria, al igual que de capacitación y nuevas alternativas para los productores hace que ellos pierdan su producción, los deseos de labrar la tierra, incentive la migración a las ciudades y que los jóvenes pierdan los deseos de quedarse en el campo.

Este es el caso de la papa, que, debido a la baja de precios en la cosecha pasada por el aumento de cultivos, los agricultores se desanimaron, dejaron de cultivar y en este instante hay escases de producto.

Luis Montesdeoca, productor de papa y miembro de la asociación GROPAPA, indica para nuestro medio que la escases del producto es notable en la Sierra. “A pesar de los precios actuales de 30 dólares el quintal, factores como la falta de semillas y la migración hacia la ganadería lechera y especies menores ha hecho que bajen las siembras, no hay mucha papa” dijo.

Montesdeoca destaco la persistente escasez de semilla y la reutilización de tubérculos de sus mismas parcelas para resiembra como obstáculos, afectando los rendimientos y limitando el acceso a nuevas variedades. “La incertidumbre en torno a la disponibilidad de semillas contribuye a la problemática” afirmó el dirigente.

En cuanto al futuro del sector, revela que aproximadamente el 50% de los socios opta por mantener el cultivo de papa, mientras que otros, debido a la edad y desafíos climáticos, se inclinan hacia especies menores y ganadería lechera.

Aclarando su posición como administrador en la asociación, Montesdeoca menciona la falta de acercamientos con el gobierno local para obtener apoyo, a pesar de iniciativas previas de subvenciones para insumos agropecuarios, en administraciones pasadas.
La inseguridad también impacta, siendo los agricultores de zonas rurales los más afectados.

Montesdeoca destaco que la falta de respaldo gubernamental se traduce en vulnerabilidad para los agricultores, especialmente los ancianos que bajan a las ciudades, o cuando salen a las ferias a vender sus productos.

Hablando de proyectos futuros, la asociación planea expandirse a zonas de alta producción y centrarse en la industrialización de variedades nativas, con un producto estrella elaborado con papas nativas de colores.

Finalmente, destaca la colaboración con una ONG del gobierno provincial de Tungurahua, que respalda el desarrollo de iniciativas agrícolas en la región, ofreciendo una perspectiva esperanzadora enfrentar los desafíos actuales.

Fuente: El Productor.com