Actualidad

Daniel Noboa tiene la oportunidad de abrir las puertas para una mejor comunicación en la Presidencia

La salida del exsecretario Roberto Izurieta abre la puerta a mejorar el acceso a la información y a las entrevistas con el primer Mandatario, que se ha mantenido restringido durante sus primeros cinco meses de gestión.

El presidente de la RepúblicaDaniel Noboa, tras los resultados de la consulta popular ha iniciado el primer proceso de renovación ministerial. La renuncia del secretario de Comunicación de la PresidenciaRoberto Izurieta, abre una nueva ventana de posibilidades para que el mandatario de un giro en su estrategia de comunicación e información.

Noboa ha mantenido desde que inició la segunda vuelta presidencial un fuerte hermetismo con los medios de comunicación, son pocas las entrevistas concedidas y en la mayoría de los casos dirigidas a través de medios de comunicación cercanos a los intereses del mandatario.

La misma realidad se observa dentro de los ministerios, donde la información oficial es difícil de conseguir y los voceros oficiales son pocos.

La salida de Izurieta para ocupar un cargo en el BID, marca la despedida de quien hasta este momento se había convertido en el principal vocero presidencial, para muchos esta despedida ya estaba planificada y sólo se retrasó para apoyar la campaña de la consulta popular.

Hasta el cierre de esta edición, el presidente Daniel Noboa no ha confirmado el nombre del nuevo titular de la secretaría de Comunicación de la Presidencia, aunque puertas adentro de Carondelet, el nombre de Irene Vélez estaría en la mesa, sobre todo porque ya se encuentra ocupando el cargo de secretaria General de la Administración.

La oportunidad para un viraje en la estrategia de comunicación del gobierno está servida.

Difícil acceso

La presidenta de FundamediosYalilé Loaiza, al evaluar los primeros meses de gestión comunicacional del gobierno de Daniel Noboa, indicó que el mandatario ha mantenido la misma línea que lo ha caracterizado desde la campaña presidencial.

“Ha pasado en estos primeros meses de gobierno, lo que ya venía pasando desde la campaña presidencial, sobre todo desde la segunda vuelta, porque ha sido muy difícil acceder a Daniel Noboa, tiene un equipo que trabajó con él en la campaña y han sido muy restrictivos, no sé las razones”, apuntó Loaiza.

Para la directiva de Fundamedios el poco acceso al mandatario no ha permitido que se desarrollen entrevistas, y las pocas que se han realizado, “me parece que son muy seleccionadas. Tampoco ha habido algún intento de tener espacios con la prensa”.

En este sentido, le recordó a quien vaya a ocupar la secretaría de Comunicación de la Presidencia que tiene un rol en el que debe cuidar la imagen presidencial, pero también de ofrecer y facilitar información a los medios y a la ciudadanía.

“Muchas veces se confunde la institución de la Presidencia con la persona del presidente; si bien hay que cuidar la imagen del mandatario, también hay que tener presente que la Presidencia tiene que brindar información”, puntualizó.

En este sentido, el docente y consultor políticoGustavo Isch manifestó que, en estos primeros meses de gestión presidencial, el gobierno del presidente Daniel Noboa ha optado por la estrategia de la opacidad.

“En estos meses lo que hemos observado es eso, una opacidad comunicacional que privilegió el medio y no el mensaje. Una comunicación que eludió el debate y que escamoteó la relación directa con los movimientos sociales, con la ciudadanía y con los medios de comunicación”, puntualizó.

Para Isch, la comunicación presidencial se está centrando en los medios digitales, en los que el presidente “se siente cómodo”. Advirtió que es por este motivo que la Presidencia trabaja en una estrategia de “espectacularización permanente” sobre ciertos hechos que mantienen abiertas las expectativas ciudadanas.

Retos y desafíos

Isch al revisar los desafíos y las recomendaciones para el nuevo titular de la secretaría de Comunicación, indicó que debe haber un giro hacia una estrategia que tenga en cuenta a la ciudadanía más allá de los mensajes en las redes sociales.

El académico dejó claro que “si (el o la secretario) viene a hacer exactamente lo mismo en medio de la campaña electoral, va a haber un fracaso de la comunicación, va a haber un fracaso de la política”.

Para Isch es imperativo que el entorno comunicacional del Gobierno, tenga respuestas al ambiente de “ingobernabilidad que ha creado el presidente con esa fallida estrategia de comunicación, que no sabemos si es que él la definió”.

Recomendó al presidente Daniel Noboa “recoger los criterios de personas expertas en comunicación política, en comunicación electoral”.

Isch dejó claro que “seguir jugando a la publicidad, a cargar un muñeco de cartón en TikTok para creer que en las redes sociales está la quinta esencia de la comunicación política, es un error estratégico, conceptual y político que no solo está afectando la imagen del mandatario y del gobierno”.

Así mismo, la presidenta de Fundamedios, Yalilé Loaiza, acotó que el reto más importante para quien ocupe la secretaría de comunicación será la campaña presidencial 2025, “me parece que el encargo va a ser un poco preparar esa campaña de reelección a través de la propaganda gubernamental”.

Puntualizó que habrá un “desafío porque me parece que es algo que es inevitable, y tiene que encontrar el equilibrio para permitir el acceso a los medios. Hay que buscar mecanismos en los que la información pueda fluir”.

Detalló Loaiza que desde la Secretaría deben surgir los lineamientos y directrices de comunicación para todos los ministerios y en caso de que los ministros no tengan la capacidad de enfrentarse a los medios con discursos unificadospreparar a los voceros en cada cartera. (ILS)

Salida Pactada

El académico y exsecretario AnticorrupciónLuis Verdesoto, al revisar la salida del secretario de Comunicación, Roberto Izurieta, acotó que parece una salida que ya estaba planificada o pactada con el mandatario.

Verdesoto señala que la renuncia “estaba arreglada por Izurieta hace un buen rato, y lo hace después de la consulta. Lo básico es que se mantenga una posibilidad de comunicación porque este ha sido el fracaso de los últimos gobiernos en el Ecuador”.

Acotó que el reto del nuevo secretario será “concebir esquemas de comunicación”, indicando que este debe ser un tema que debe revisarse, “no hemos determinado en Ecuador en qué consiste la comunicación desde la gestión pública”.

Por:  Diario la HORA