Internacional

Exxon y PDVSA acuerdan vender a PBF Energy refinería en EEUU

En los últimos años, como parte de una política de Estado, Venezuela se ha estado deshaciendo de importantes activos en el extranjero.

CARACAS. Las petroleras Exxon Mobil y Petróleos de Venezuela (PDVSA) acordaron vender su refinería Chalmette, en Estados Unidos, a la estadounidense PBF Energy por unos 322 millones de dólares.

La transacción incluye la refinería en Luisiana de 189.000 barriles por día (bpd) de capacidad y otros activos asociados como instalaciones para la producción de químicos y oleoductos.

La venta aún debe ser aprobada por las autoridades reguladoras de Estados Unidos, un proceso que las firmas estiman estará listo hacia fines del 2015.

“Esta decisión es el resultado de una evaluación estratégica del sitio y cómo encaja con nuestra amplia cartera de refinación en Estados Unidos”, dijo Jerry Wascom, presidente de ExxonMobil en un comunicado.

Fundada en 2008 en Nueva Jersey, PBF Energy tiene tres refinerías en Estados Unidos donde produce gasolina, diésel, jet fuel, lubricantes y asfalto.

La estatal PDVSA, por su parte, aseguró que busca “salir de activos no estratégicos” con la venta de su 50 por ciento de participación en Chalmette.

“La decisión de venta de Chalmette está en línea con las prioridades de salir de activos no estratégicos y no alineados con las políticas de alianzas comerciales que tanto la empresa como el país tienen”, dijo Jesús Luongo, vicepresidente de Refinación de PDVSA, en un comunicado.

En los últimos años, como parte de una política de Estado, Venezuela se ha estado deshaciendo de importantes activos en el extranjero.

Y, en medio de una crisis de liquidez tras el derrumbe de los precios del crudo, PDVSA se mostró interesada en vender Citgo, su filial de refinación en Estados Unidos, aunque finalmente cambió sus planes por una emisión de bonos por hasta 2.800 millones de dólares.

Analistas locales aseguran que ambos socios habrían comenzado a preparar la venta de Chalmette desde hace más de un año, justo cuando PDVSA evaluaba la posible venta de sus activos en Estados Unidos.

PBF Energy podría seguir comprando los crudos de Venezuela pues Chalmette está diseñada para procesar la calidad de crudos que vende PDVSA a Estados Unidos, coinciden analistas. (Reuters/La Nación)