Actualidad

Exrector de Yachay, denunció supuestas irregularidades en la institución

José Andrade, actual rector desmiente acusaciones y asegura que todos los salarios y viáticos de Yachay Tech se encuentran regulados por la ley

QUITO. Supuestas irregularidades administrativas en la Universidad Yachay Tech fueron denunciadas por parte del español Fernando Albericio, tras la salida de su cargo como rector de dicha institución. Al hacerlo, reconoció algunos errores de su parte, como el no advertir antes lo que realmente estaba sucediendo.

En su denuncia, Albericio quien tenía la ilusión de desarrollar un modelo educativo para universidades iberoamericanas y que ahora dice sentirse “un desempleado que vive en Ibarra”, menciona que “algunas de las irregularidades detectadas fue, por ejemplo, un rediseño para el campus de Yachay de $ 1 millón o $ 600 mil en el campus, que es nuevo y no creo que necesita un rediseño”.

Además, se suma la supuesta contratación de personas que no cumplen el perfil profesional requerido. La cual se basa en la normativa del decreto 247, en la que se debe tener 100 publicaciones indexadas, para poder cobrar $13,140 o $15.000 y que a su criterio no merecen cobrar los salarios que perciben. En la parte académica, mencionó que se querían colocar entre 60 y 100 estudiantes en las aulas, “creo que eso no se puede dar en una universidad emblemática. Los estudiantes de Ecuador son muy inteligentes pero tienen falencias en matemáticas y en comprensión escrita; y con aulas de tantos estudiantes no se pueden suplir esos vacíos. En Alemania, en Estados Unidos, que es lo que me dijeron, hay clases de 100 alumnos. Aquí no tiene sentido”, dijo.

El exrector, asegura que la gobernanza de la Universidad es compleja, que la Comisión Gestora cuenta con cuatro miembros académicos: Ares Rosakis, Guruswami Ravichandran, José Andrade, una secretaria jurídica y él, y que se votaba por todo, pero siempre por skype, cada dos semanas. “Empecé a evidenciar problemas académicos e irregularidades económicas. Llegó un momento en que votaron tres contra uno y me echaron como rector”, dijo. Recalcó que los cuatro tenían, por el Gobierno ecuatoriano, el mismo salario, que para su criterio era un salario alto (16.300 dólares). Albericio señaló que tres de sus excolegas viven en California y que cobrarían viáticos de $ 300 diarios cada vez que llegan a Ecuador, aparte de su sueldo.

“A él (a Andrade) se le ha pagado 28 días de viáticos (en seis meses), contando los viajes de ida y vuelta. Ares Rosakis, de seis meses ha estado diez días en Ecuador. Y Ravichandran, 18 días en el período de seis meses”, señaló Albericio.

El español declaró que el único que tiene domicilio en Ecuador era él, incluso que era el único que tenía un solo salario. “Ellos ganaban $40.000, $35.000 o $30.000 al mes, de esos $16.000 de Yachay, de los ecuatorianos y el resto de California. Así se ven las cosas diferentes”.

Albericio mencionó que el problema si se lo planteó a René Ramírez, de la a Secretaría de Educación Superior Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt) pero que su respuesta fue política. “En febrero y en abril me reuní con René Ramírez y en principios de julio escribí una carta al presidente Rafael Correa con copia a Ramírez informando esto. René pensó que era más fácil prescindir de uno y me dijo que el presidente había pensado que dé yo de un paso al lado. No me lo creí porque el presidente no sabe nada”, recalcó.

Tras las declaraciones dada por parte de Fernando Albericio, la Senescyt destacó mediante un comunicado, que ya se ha solicitado de manera periódica la información pertinente a Yachay Tech, con el fin de precautelar el cumplimiento de la normativa vigente, como se realiza con todas las universidades. En dicha información no se detectó ninguna irregularidad en el manejo académico y administrativo de la institución. Pero según la información enviada, la Senescyt ha solicitado a la Contraloría General del Estado que inicie un examen especial y una auditoría integral a la institución.

Al respecto, el rector interino de Yachay, José Andrade, también se pronunció y anunció que la institución planteará las acciones legales correspondiente contra Albericio, quien ha usado la palabra “irregularidades” para referirse a varias acciones decididas por el Consejo de Gestión, del que él era parte y que por su falta de visión e incapacidad administrativa los tres miembros de la Comisión Gestora decidieron separar a Albericio.

“Sus acusaciones resultan incoherentes, ya que él mismo es el responsable, el pertenecía a la Comisión Gestora, era quien aprobaba las actas y fungía como representante legal en la celebración de contratos, acciones de personal y documentos habilitantes para los procesos académicos y administrativos de la universidad”, expresó Andrade.

Mientras que Albericio expresó que para el cazatalentos se está pagando $1.700.000 por contrato de decanos y jefes de departamentos. “Se los está buscando en cualquier sitio. Con esta consultoría se está pagando mucho dinero, por ejemplo, en logística para candidatos, viajes, estancias con la esposa, con el esposo. Cosas que son un poco…”, agregó.

Andrade respondió que a través del cazatalentos se pudo fichar a siete autoridades que se formaron y trabajaron en Harvard, Massachusetts Institute of Technology, Stanford y Viena, que trabajaron con premios nobeles y obtuvieron más de $ 100 millones para proyectos de investigación. No recordó el nombre del consultor, pero señaló que el costo referencial de ese contrato se calculó bajo la fórmula de “uno a uno”, es decir, por cada académico fichado y efectivamente contratado el consultor cobra un año de sueldo de ese académico.

El presupuesto de Yachay Tech para este año, finalizó Andrade, es menos de $ 30 millones. El próximo rector saldrá de una nueva elección en el interior de la Comisión Gestora. (VCV/La Nación)